A fondo | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 20 Julio 2018 | 

0

52

12

Secciones

Viernes 20 Julio 2018 | 

0

52

12

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


A fondo

Martín Espinosa/
Analista | Miércoles 28 Marzo 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- A partir del viernes próximo ya no bastarán las descalificaciones hacia sus adversarios para tratar de subir en las encuestas; llegó la “hora de la verdad”. Para cuando inicien formal y legalmente las campañas electorales, el próximo 30 de marzo, la crítica fácil al oponente político deberá quedar en el pasado. Ahora sí, los ciudadanos esperamos menos “golpes” y más “iniciativas”; las propuestas deberán ser la parte fundamental del discurso de quienes aspiren a gobernar el país.

Pero no generalidades; de esas hemos tenido muchas; faltan propuestas concretas sobre la forma en que se puedan resolver los grandes problemas nacionales que nos afectan a todos los ciudadanos. Y de ahí, el debate serio, profundo, de los proyectos de nación de cada candidato. Sin debate no hay democracia, han repetido hasta el cansancio los intelectuales que aún creen en esa forma de gobierno para México. Llegó la hora de tenerlo. Sin ello, los votantes no tendremos los elementos para contrastar cada proyecto y poder escoger el que más nos convenza para emitir nuestro sufragio.

Sin embargo, no todo será “miel sobre hojuelas” para los electores. Hay mucho “ruido” en el escenario político. Las “campañas negras”, de odio, de encono, siguen presentes en el entorno político. Al fin que “difama que algo quedará”, como han insistido algunos “estrategas de propaganda” que insisten en la diatriba y la calumnia. A eso nos tendremos que enfrentar los ciudadanos. Y vaya que hay “pasto seco para incendiar la pradera”; el horno no está para bollos, dirían algunos.

Se perciben, principalmente, dos cosas en el “clima social” de estos tiempos, sin importar clase o condición: El hartazgo por la ineptitud y la corrupción de quienes toman las decisiones en los gobiernos, sean federal o estatales, y un rechazo generalizado al pleito o los enfrentamientos entre la clase política. Ya es hora de debatir a fondo y con argumentos convincentes sobre qué proyecto, qué programa de gobierno, es el mejor para los próximos años por venir.

Lo interpretaba de forma muy objetiva Juan Pablo Castañón, presidente de la “cúpula” empresarial, cuando en la 35 Asamblea Anual Ordinaria del Consejo Coordinador Empresarial -la semana pasada- afirmaba: “A los candidatos les decimos: Ya basta de agravios, de respuestas fáciles y superficiales que sólo apelan al encono social y a la división; ya es tiempo de un debate serio, profundo y responsable sobre el país que estamos construyendo”. Nada más certero.

Será difícil, pero necesario, ir en contra de la violencia política -sin duda, reflejo del “clima” que actualmente vivimos- y que en el actual período electoral en que nos encontramos, que inició el 8 de septiembre del año pasado, ha dejado la muy preocupante cifra de 12 candidatos a alcaldes asesinados; 58 políticos, entre alcaldes en funciones, diputados y aspirantes a un cargo de elección popular, han sido víctimas de la violencia por motivos políticos, lo que da un promedio de 9.6 personas por mes. La descomposición de la clase política es evidente, reflejo de la descomposición social que nos agobia, por más que se quiera minimizar.

Los retos de este año son muy grandes; pero sin un debate electoral de altura difícilmente podremos arribar a buen puerto. No es con calumnias ni descalificaciones entre los candidatos como vamos a resolver los problemas del país. Se requiere de algo más.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: