Derogar la reforma | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 16 Diciembre 2018 | 

6

43

44

Secciones

Domingo 16 Diciembre 2018 | 

6

43

44

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Derogar la reforma

Sergio Sarmiento | Miércoles 14 Marzo 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Los niños de Oaxaca están sin clases. No es novedad. La sociedad oaxaqueña ha tenido que acostumbrarse a que las escuelas públicas nunca completen el ciclo lectivo. Los maestros tienen obligación de dejar las aulas para participar en marchas y plantones; si no lo hacen, son sancionados por el sindicato, que ha tenido el control de la educación pública en Oaxaca durante décadas.  

En 2017 hubo una calma chicha. Los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) parecían haber sido derrotados por el Estado, el cual había logrado promulgar la reforma educativa y empezar a aplicarla a pesar de la resistencia. El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) destituyó a los funcionarios que en lugar de trabajar para la institución lo hacían para la CNTE. Los maestros que recibían sueldos magisteriales, pero hacían labor política para el sindicato en lugar de dar clases, fueron obligados a escoger entre un trabajo o el otro. Se aplicaron evaluaciones a los maestros en funciones y se establecieron exámenes de oposición para las nuevas plazas. El IEEPO dejó de contratar de manera automática a graduados de las escuelas normales controladas por la CNTE. El triunfo de Alejandro Murat del PRI en las elecciones estatales en Oaxaca en 2016, después del gobierno de Gabino Cué del PRD y del PAN, que nunca se atrevió a enfrentar el sindicato, fue también un golpe para la CNTE. La población oaxaqueña mostraba su exasperación con la Coordinadora. Desde este lunes 12 de marzo, sin embargo, la sección 22 de la CNTE ha vuelto a su estrategia tradicional de presión al gobierno de Oaxaca y la Secretaría de Educación Pública federal. Ha suspendido clases durante tres días. Ha organizado marchas y bloqueos de edificios públicos y comercios privados. Exige que se establezca una nueva "mesa de trabajo", como las que ha tenido en el pasado, para discutir la contratación automática de normalistas y la suspensión de la evaluación de maestros. Estrictamente hablando, la CNTE está usando su fuerza para exigir a las autoridades locales y federales que violen la Constitución y la ley educativa.

¿De dónde surgió este renovado vigor de la CNTE? No se necesita ser un genio para entenderlo. Andrés Manuel López Obrador está en primer lugar en las encuestas en la carrera presidencial (que ahora sí no están "cuchareadas") y ha prometido que va a cancelar "la mal llamada reforma educativa". "No se va seguir humillando al magisterio nacional -dijo López Obrador en Tabasco, en diciembre de 2017-. Se va a respetar a nuestras maestras y nuestros maestros, que es por ellos que sabemos mucho o sabemos poco. No seguirá funcionando ese mecanismo de coerción, de imposición. No se hará nada sin la consulta a maestros y padres de familia."

No sorprende que la CNTE se sienta envalentonada. Tampoco que la maestra Elba Esther Gordillo, la exdirigente del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), esté dando su respaldo a la candidatura de López Obrador a través de sus operadores, el yerno Fernando González Sánchez, exsubsecretario de educación, y el nieto René Fujiwara, exdiputado federal con Nueva Alianza.  López Obrador está logrando el milagro de unir a Elba Esther y a la CNTE en una misma causa. Quizá sea inevitable. Las dos se oponen a la reforma educativa, que ven como una amenaza a su poder, y el tabasqueño ha prometido que echará para atrás ésta que quizá sea la más importante de las reformas de Peña Nieto.  

Mala señal

La abrupta destitución de Rex Tillerson como secretario de Estado de la Unión Americana, poco después del despido del asesor económico Gary Cohn, ratifica que Donald Trump es incapaz de escuchar posiciones contrarias a lo que piensa. Mala señal para lo que falta de su gobierno. 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: