El tigre y las instituciones | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 22 Septiembre 2018 | 

3

33

27

Secciones

Sábado 22 Septiembre 2018 | 

3

33

27

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


El tigre y las instituciones

José Buendía Hegewisch/
Analista | Lunes 12 Marzo 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Si el PRI se precia de vocación de construir instituciones, al gobierno de Peña Nieto se le recordará como depredador de ellas. No solo a él, pero al final de su sexenio lucen contrahechas, aunque la deformidad viene de lejos por la acción corrosiva de tergiversar la política y la simulación del poder compartido desde el 2000. El recuento de daños en la justicia, respeto a derechos humanos, seguridad o anticorrupción, habla de estragos profundos al tejido institucional. Es el mayor reto para el ganador de la elección: reconstruir el Estado.

¿Qué candidato ve el formidable reto de gobernar así? Como el “Gesticulador”, esa obra para demagogos en tres actos de Rodolfo Usigli, sus movimientos y mensajes se baten en ataques, descalificaciones y “guerra sucia”, con la mirada puesta solo en ganar la Presidencia. “¿Quién amarrará al tigre si hay fraude?”, dice AMLO con confianza de que la languidecida presidencia con Peña Nieto se revitalice como cuerpo imantado sobre su victoria pasado el rubicón de las urnas. Acabar con el “pacto de impunidad” y meter a la cárcel al Presidente por la corrupción en su sexenio promete Ricardo Anaya, gracias a una presidencia todopoderosa que no necesitaría al MP para procesarlo. La confianza de Pepe Meade otra vez en el sueño modernizador de nuevas reformas que se deshacen en su ejecución como el Pacto por México.

El proceso político no está vinculado con un gobierno o con un partido, de izquierda o derecha, que son los responsables de ofrecer soluciones concretas a problemas y conciliar intereses divergentes. Pero sin instituciones, cualquier poder puede considerar una concesión como táctica u oportunidad para imponerse y eliminar al rival. El destrozo institucional es terreno propicio para la demagogia, que ajusta el discurso al auditorio o suple con promesas la falta de resultados gubernamentales. En un reconocimiento poco común, el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, aceptaba que el Estado de derecho está “quebrado” y “rotos” los esquemas anticorrupción y de justicia, aunque el mea culpa no se acompaña de responsables. Algo que, por ejemplo, la gran banca quería escuchar de los candidatos para ganar su confianza.

Así, en la CNB, AMLO les aseguró que no buscaría reelegirse para disipar sus temores por el peligro del cambio para la frágil democracia; o el pronunciamiento de Anaya a favor de una fiscalía general independiente que saque a la PGR de ser “casa de campaña del PRI”; y hasta la crítica de Meade al “cordón umbilical” que une al presidente con el MP.

Pero de las causas y responsabilidades de la política poco se escucha de ellos. Las reformas a favor del pluralismo sucumbieron al control de los partidos de las nuevas instituciones autónomas (ciudadanas), sin que todavía saquen la mano de ellas; tampoco de las elecciones, ni de la transparencia o anticorrupción, que naufragan entre la simulación y el descontento ciudadano. Peor aún, el daño a las instituciones de justicia por usarse, primero contra AMLO con Fox, y luego contra Anaya como instrumento electoral por parte de Peña Nieto.

La política existe hasta que un poder decide que puede actuar solo por su cuenta, al margen de las instituciones. Al desafuero contra AMLO siguió la crisis política de 2006 y el descrédito de las instituciones electorales. ¿Cuál es el impacto en las instituciones del uso faccioso del SAT y la PGR en el proceso electoral de 2018…?

El mensaje de la desaparición de la política es una amenaza para la democracia más que la misma demagogia, o consecuencia de ella; y aliento para la lucha sin cuartel desde cualquier interés, no sólo político, también privado o ilegal. Por ejemplo, de poderes de facto como el narco cuando decide que puede comprar instituciones como alcaldías en Morelos. Ahí nos encontramos. Y entonces, ¿quién podrá gobernar el 1 de diciembre de 2018?



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: