La línea en la arena | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 23 Septiembre 2018 | 

20

03

48

Secciones

Domingo 23 Septiembre 2018 | 

20

03

48

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


La línea en la arena

Sergio Sarmiento | Martes 06 Marzo 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Este domingo, tras recibir el Óscar a mejor película, el cineasta tapatío Guillermo del Toro recordó que creció en México viendo películas extranjeras. En el primero de sus dos discursos, se asumió como inmigrante y afirmó que el papel del cine debe ser borrar fronteras, esas líneas en la arena que no significan nada.

Hubo un tiempo en que la declaración de un cineasta mexicano de haber crecido viendo cine extranjero habría sido repudiada por grupos que tuvieron gran fuerza en la burocracia cultural de nuestro país. Para este grupo, el nacionalismo debía prevalecer en el cine. Proponían que el gobierno tomara medidas para restringir la exhibición de películas extranjeras y que, además, usara el dinero de los contribuyentes para subsidiar esta actividad.  Todavía hay comentarios en redes sociales que reflejan esta visión nacionalista y proteccionista. Ayer hubo cuestionamientos a Del Toro porque no dijo nada en español, porque su película no es realmente mexicana, porque no vive en el país. De igual manera, la cinta Coco de Disney Pixar, que ganó los premios a mejor cinta animada y mejor canción, fue cuestionada por no ser mexicana y por ofrecer una visión falsa de la vida en nuestro país.  

Quienes ofrecen estos cuestionamientos están asumiendo una posición similar a la de Donald Trump, quien en 2015 tronó contra la Academia Cinematográfica por haber permitido que un cineasta mexicano, Alejandro González Iñárritu, se "robara" todos los premios.  

Las políticas nacionalistas, sin embargo, han resultado un fracaso. En el comercio exterior o en la migración impiden la creación de riqueza y la contratación del mejor personal posible en las actividades productivas. En México la intervención gubernamental en la industria del cine, al congelar los precios de las salas de exhibición y meter al gobierno a producir películas, coincidió con una época de declinación del cine en nuestro país.  

El renacimiento del cine mexicano, si entendemos que se trata del creado por artistas de nuestro país, ha venido paradójicamente de la globalización y no de las medidas nacionalistas y proteccionistas propuestas por los seguidores de Trump en nuestro país. Salma Hayek migró a Hollywood, donde primero alcanzó fama como actriz y después se hizo productora. Directores como Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu han dominado los premios Óscar en los últimos años. Camarógrafos como Emmanuel Lubezki y Rodrigo Prieto han dejado también su huella en Hollywood.   Ante los nacionalistas que se tiran de los cabellos y dicen que estos mexicanos simplemente han vendido su alma al diablo de Hollywood, podríamos señalar que la fortaleza de la industria cinematográfica estadounidense se ha debido a su capacidad de absorber a talentos de otros países. De la misma manera, la cerveza y el tequila de México han alcanzado mercados mayores por sus alianzas con empresas de otros países.  

Los intereses más reaccionarios siguen levantando sus banderas. En México los proteccionistas quieren imponer cuotas al cine extranjero. En Estados Unidos, Trump quiere imponer aranceles al acero y al aluminio y detener la inmigración de ese talento mexicano que ha nutrido la producción agropecuaria e industrial y también a la industria del cine.  

Del otro lado hay cineastas universales como Del Toro, quien busca borrar esas líneas en la arena que llamamos fronteras, como la de México y Estados Unidos que Carlos Fuentes describió como "ilusoria, de cristal, porosa".  

PGR y Anaya

Si la PGR tiene pruebas de que Ricardo Anaya ha cometido algún ilícito, ¿por qué no lo consigna? Nadie debe ser impune, pero hasta el momento la impresión que queda es que se está involucrando al candidato en una investigación simplemente por razones políticas.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: