Tercer sector, la sociedad civil | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 23 Junio 2018 | 

0

21

27

Secciones

Sábado 23 Junio 2018 | 

0

21

27

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Tercer sector, la sociedad civil

Víctor Guzmán/
Académico | Miércoles 28 Febrero 2018 | 00:01:00 hrs

Una de las primeras denominaciones que se le dio al tercer sector fue el de “Organizaciones NO Gubernamentales” (ONGs) percibiéndose como un desmarque directo del Gobierno, o versus control gubernamental, hoy en día más conocidas como Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). La función de ellas es variada dependiendo del perfil u objeto social que desempeñan, las hay de todos sabores y también colores, cumplen con una labor que el Estado debe enfrentar y que por diversas causas no ha logrado cubrir, como lo es generar centros contra las adicciones que funcionen de una manera integral, centros para el adulto mayor con instalaciones dignas, actividades lúdicas para el tiempo libre de los jóvenes alejándolos de acciones que los pudieran perjudicar, parques en buenas condiciones e instalaciones deportivas que funcionen adecuadamente, entre otras variadas y muy diversas actividades.

Hoy en día han surgido nuevos temas que trabajan las OSC y son necesarios para mejorar las condiciones de vida de la sociedad, como lo son la supervisión del erario público, la rendición de cuentas, transparencia, medición de los secuestros, semáforo de asesinatos, desapariciones forzadas, observatorios ciudadanos, uso indebido de los recursos públicos entre otros más, todo es medible y cuantificable, aportan información estadística para encontrar las soluciones o sólo para conocer la realidad de esas problemáticas; no cabe duda que esa búsqueda de información se ha convertido en una piedra en el zapato para las personas que actúan en contra del pueblo, y ha permitido medir el desempeño de quienes gobiernan.

Las organizaciones ejercen un papel muy importante, en el estado de Chihua-hua, según la cifra dada a conocer en 2015 por la Fundación del Empresariado Chihuahuense (Fechac), son un total de 944, de las cuales 300 son de Ciudad Juárez. Esto sin contar las asociaciones que no están registradas legalmente y que de manera discreta pero constante sirven filantrópicamente a una parte de la comunidad. No hay un número exacto de ellas, sólo sabemos que existen y son necesarias para aquellos beneficiarios a los que les cubren sus necesidades.

El principal desafío que presentan en general es la falta de recursos económicos para desarrollar profesionalmente su labor, la participación en convocatorias sociales de los tres órdenes de gobierno ya no es suficiente, se han reducido las oportunidades de ser elegibles, por ello cada vez son más recurrentes a diferentes formas de financiamiento como cuotas de recuperación, donativos en especie y rifas para poder subsistir con un gasto corriente limitado que disminuye el impacto social que pudieran generar en mejores condiciones. Ejemplo: un recibo de luz de un albergue asciende de 8 a 12 mil pesos bimensuales, por tener una tarifa comercial, y una asociación civil no es empresa que genere recursos con fines de lucro. Se considera una incongruencia.

La profesionalización institucional es uno de los talones de Aquiles del también llamado tercer sector. Los cursos, talleres y capacitaciones de actualización son indispensables para su buen funcionamiento, las temáticas recurrentes anualmente son la contabilidad, administración, políticas públicas y elaboración de proyectos sociales, con la finalidad de eficientar la intervención comunitaria en los centros. No basta con atender una problemática en una colonia, se debe hacer de manera profesional. La necesidad de la preparación constante permite que los líderes sociales encuentren herramientas teórico-metodológicas que les ayuden a mejorar su labor altruista, la otra realidad nos dice que no todos los centros tienen los recursos para asistir y capacitarse.

No se puede despreciar tan loable tarea que las Organizaciones de la Sociedad Civil de forma generosa y humanitaria desarrollan, debe ser todo lo contrario. Existen diversas problemáticas que enfrentan a lo largo de su trayectoria como lo son la falta de recursos y apoyo gubernamental, el nulo interés por aligerar la carga de los servicios y permisos para funcionar. Para liberar un poco la carga es necesario recurrir al voluntariado, no solo el que promueven las instituciones educativas de manera obligatoria, sino aquel que es por vocación y que alimenta el espíritu de servicio.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: