Llantas en el río | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 20 Junio 2018 | 

20

28

43

Secciones

Miércoles 20 Junio 2018 | 

20

28

43

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Llantas en el río

Sergio Sarmiento | Lunes 26 Febrero 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Me levanto cansado. Hoy toca nuevamente recoger basura. Siempre que llega este día me pregunto por qué lo hago, pero al final me siento satisfecho.

Este fin de semana acudí a recoger basura al Parque Nacional de los Dinamos, lugar por el que corre el Magdalena, el único río vivo que queda en la Ciudad de México. Junto con miembros del equipo de la fundación Caminos de la Libertad, en el marco del proyecto Limpiemos Nuestro México, nos unimos a un equipo de la Dirección de Ecología de la Delegación Magdalena Contreras y a vecinos que limpian la zona con frecuencia. Participó también un grupo de Sea Shepherds México, una organización dedicada a la preservación de la vida natural.

Yo recogí basura en el cauce mismo. Si bien me proporcionaron un traje de plástico con botas, me di cuenta de lo difícil que es trabajar y avanzar por el río. Por lo menos dos veces me resbalé sobre las rocas y caí a las aguas que corrían con fuerza.

Aprendí también que al río hay que limpiarlo no sólo de la basura del ser humano, sino también de ramas y troncos. Los residuos de árboles provocan retenciones en el flujo de agua y permiten que se acumulen desechos. Si no se retiran, pueden generar tapones e inundaciones. Algunos de los troncos caídos deben aserrarse para ser removidos. La Dirección de Ecología de la delegación está usando la madera para la fabricación artesanal de bancos, macetas y otros productos.

En un par de horas encontramos basura de todo tipo en el río. Botellas de vidrio y plástico y ropa, por supuesto, pero también muñecos y ofrendas de santería. Hallamos también cuatro neumáticos, a pesar de que la delegación tiene un programa, Libérate de tus Llantitas, para recibir neumáticos y enviarlos a hornos de producción de cemento. Jorge Villaseñor, director de ecología de Magdalena Contreras, me dice que sus equipos han hallado también motos y automóviles. La gente piensa que el río es un gran basurero que puede llevarse todo lo que se le arroja.

La basura es un problema monumental. Todos los días los mexicanos generamos 86 mil toneladas de basura, unos 770 gramos por persona (INEGI). Producimos bastante menos que un país como Estados Unidos, donde el monto es de 2 kilos por persona o unas 600 mil toneladas diarias (alternet.org), pero la mayor parte de nuestra basura se coloca en tiraderos a cielo abierto, lo que genera una gran contaminación, y solo un 13 por ciento en rellenos sanitarios adecuados. Una cantidad muy importante simplemente se tira a calles, carreteras, campos, ríos, lagunas y mar donde produce enormes daños ecológicos.

La basura no tiene que ser tan dañina. Si se separa, puede convertirse en materia prima o insumo para procesos productivos. El problema es que pocos hacen el esfuerzo para separarla y procesarla.

Cuando tuiteo acerca de la recogida de basura, recibo algunas respuestas hostiles. Un tuitero me llama hipócrita. Yo entiendo que el problema de la basura no se resuelve porque un día un grupo de personas, por numeroso que sea, decide salir a recoger desechos. Lo importante es construir una verdadera conciencia de los daños que causa la basura. ¿Qué mentalidad puede tener alguien que tira una colilla de cigarro en la acera, un pañal en la carretera o un neumático en un río? Recoger llantas de los ríos debería ser innecesario, pero no lo será mientras la gente no se dé cuenta del daño que hace al disponer de ellas en un río.

Sabina en Londres

En su concierto en el Auditorio Nacional el sábado, Joaquín Sabina comentó que cuando era joven en Londres "encontré que era más fácil cantar en el metro que fregar platos. Y tocar el culo a las chicas. Espero que no me acusen de acosador. Es de lo único que no me han acusado."



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: