Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 23 Febrero 2018 | 

19

18

06

Secciones

Viernes 23 Febrero 2018 | 

19

18

06

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

De Alaska a Patagonia. ¿Cómo se recorre un continente?

Cecilia Ester Castañeda/
Escritora | Jueves 15 Febrero 2018 | 00:01:00 hrs

Conseguir un objetivo requiere claridad, estrategia, determinación, recursos, confianza. En el día a día la necesidad impulsa a cumplir las metas inmediatas mientras que el propio grupo facilita las labores a largo plazo similares a las de otros miembros de la sociedad. Los deseos de pertenencia y de reconocimiento marcan la pauta a la hora de embarcarnos en actos aprobados por los demás o de evitar comportamientos que sean mal vistos. Estudiamos, trabajamos, formamos una familia.

Pero cuando se trata de objetivos más ambiciosos o fuera de lo común la clave no es tan sencilla. Hace poco leí un libro sobre un mexicano que viajó en bicicleta desde Alaska hasta Tierra del Fuego en el 2015. Hizo 117 días, casi cuatro meses pedaleando 10 horas diarias contra reloj a lo largo de 28 mil kilómetros. 

Curiosamente, cuenta Carlos Santamaría en “La ruta que cambió mi vida”, en Canadá y en Estados Unidos la gente lo felicitaba o lo animaba las ocasiones cuando comentó su travesía. En cambio, dice, en México la respuesta regular llegaba en forma de interrogante: “¿es una manda?”.

Creo que ya entendí parte de la razón de la diferencia en el número de medallas olímpicas con nuestros vecinos del Norte. No, no se trata de una competencia, pero estas anécdotas reflejan una mentalidad mexicana con la cual aparentemente no se conciben los desafíos mayores. Y si a nivel individual no somos capaces de romper esquemas, de ponernos retos, de creer poder vivir nuestro potencial al máximo, de abrir caminos, de tener iniciativa, de imaginar posibilidades, de soñar, ¿podremos visualizar siquiera una sociedad mejor? Es la diferencia entre ver un esfuerzo arduo como penitencia o triunfo, de considerar problema o desafío una labor difícil.

Obviamente las metas grandes requieren mayor esfuerzo. Pero se logran poco a poco. Alcanzarlas, asimismo, parece más viable si se tiene experiencia previa en proyectos exitosos. Y contar con un sistema adecuado de apoyo puede marcar la gran diferencia. También tienen particularidades especiales.

El viaje de Santamaría es un ejemplo de lo que se puede lograr a pesar de la carencia de respaldo oficial o de patrocinadores. No faltaron los imprevistos, los contratiempos. Llegó el momento cuando cumplir su objetivo se trató de una lucha interna contra el cansancio físico y mental.

Al final, narra el ciclista, cruzó la meta sin fanfarrias ni cámaras esperándolo: sólo su hermana y su cuñado aplaudían sonrientes. Los tres se abrazaron mientras él temblaba de frío, cuenta.

Esto también constituye una lección sobre los objetivos ambiciosos. A veces se cumplen sin ruido alguno, no siendo por ello menos importantes. En el caso de Santamaría, él rompió un récord Guinness, pero existen triunfos que no reciben reconocimiento o tienen un impacto más sutil. Como seres humanos y ciudadanos, nos conviene recordarlo: los grandes logros que nos hacen crecer pueden pasar desapercibidos en su momento pero su potencial transformador se reflejará tarde o temprano.   

Mejorar la sociedad requiere objetivos grandes y pequeños. ¿Qué tal si ponemos mayor atención a quienes los cumplen? Sigamos su ejemplo. Quizá sentirnos más capaces sea cuestión de fijar a consciencia metas con las cuales vayamos aumentando nuestras técnicas para lograr lo que nos proponemos. Entonces no dejaríamos tantas cosas a medias y cada logro reforzaría nuestra confianza en vez de la frustrante sensación de impotencia. Comprenderíamos la necesidad de respaldar para llegar más lejos, mucho más lejos.

Y se notaría a nivel colectivo.

En la última semana, hablando de ejemplos, El Diario publicó dos notas que sirven de inspiración. Por una parte, los juarenses Manuel Alejandro Reséndez Landa y Jéssica Bonilla Escápite ganaron medallas de oro en la Copa Federación de Ciclismo de Pista y Ruta. Además, Felipe Montilla e Irineo Silva partieron en motocicleta en un viaje de 60 días rumbo a la Patagonia como tributo a José Manuel Ortiz, su amigo y compañero de Centauros de Juárez que en el 2016 murió atropellado por un conductor ebrio durante un recorrido local del grupo. Iniciaron así un proyecto que habían planeado los tres juntos.

Al parecer la bicicleta y las travesías continentales son lo de hoy.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: