Tener un Buen Gobierno | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 22 Octubre 2018 | 

17

35

22

Secciones

Lunes 22 Octubre 2018 | 

17

35

22

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Tener un Buen Gobierno

Carlos Angulo Parra/
Analista | Sábado 10 Febrero 2018 | 00:01:00 hrs

Parece ser que nosotros los juarenses tenemos un gran complejo, nos sentimos avergonzados de nuestra ciudad, decimos que es fea, sucia, con un entorno de desorganización que hace aparecer caótica, en fin, como un feo rancho grande. Sin embargo, los juarenses, a pesar de esto, amamos a nuestra ciudad y vivimos en ella con entusiasmo. ¿Por qué? Pues, mi interpretación es que Juárez tiene muchos atributos que muchas veces no vemos los juarenses. El más grande de todos es: su gente.

¿Quién es la gente de Ciudad Juárez?, somos, simple y sencillamente todos los que aquí vivimos, independientemente que hayamos o no hayamos nacido en Juárez. ¿Qué nos caracteriza, cuál es el esencial atributo de la comunidad que nos distingue de las demás? Bueno, somos frontera, pero hay otras fronteras en México. En efecto, pero nuestra frontera está en el desierto, tiene raíces chihuahuenses, y luchamos muy fuertemente para lograr lo que hemos obtenido. Todos lo hemos hecho, de una u otra forma, brincando múltiples obstáculos. Por ejemplo, yo me fui a estudiar a la Ciudad de México en los años ochenta y nunca visualicé quedarme a vivir ahí, a pesar de que tuve muy buenos trabajos y oportunidades.

Yo siempre quise regresar a Juárez, porque vi que era una tierra de oportunidades; pero sobre todo, oportunidades para que un joven abogado pudiera hacer una buena familia y contribuir al desarrollo de este desierto. Todo mundo con los que yo trabajaba y me interrelacionaba me hicieron la vida imposible, que, por qué regresaba a esa ciudad del vicio, que Juárez tenía muy mala fama, que las fronteras eran lugares peligrosos y no aptos para desarrollar una familia decente, y muchos otros defectos.

También me dijeron que no iba poder desarrollar la profesión de abogado en las ligas que yo deseaba participar, que yo era una persona ambiciosa y únicamente me iba a encontrar un mercado legal para representar a viudas y hacer lanzamientos en arrendamientos de gente que no pagara la renta.

Pues bien, yo continué con mi necedad, renuncié a mi trabajo en México y me puse a laborar en un banco con el fin de que me mandaran a Juárez a abrir la Gerencia Regional de Fideicomiso, que por cierto, la misma se encontraba en Torreón, y yo con mi necedad los convencí que debía de estar en Juárez. Logré convencerlos.

Luego trabajé con unos abogados que eran los que más maquiladoras representaban en la ciudad. A los cuatro años abrí mi propio despacho que creció exponencialmente, ya que nos dedicábamos a promover en los Estados Unidos, inicialmente, luego en el resto del mundo a que las empresas se establecieran en nuestra ciudad o en otros lugares de México.

Después de doce años de arduo trabajo y de miles de millones de dólares en inversiones que trajimos a México, la mayoría a nuestra ciudad, se me invitó a asociarme con el despacho de abogados más grande del mundo, hasta mi jubilación.

Lo que quiero probar con esto, es que en Juárez hay muchísimas historias paralelas de éxito, en todas las áreas de la economía y en todos los niveles de participación. Por eso, hospeda personas trabajadoras y responsables de todo el país, que vienen a buscar oportunidades de superación personal y crecimiento de su familia.

La gente de Juárez lleva la responsabilidad principal de producir y apoyar con toda clase de bienes y servicios, manufacturas por más de 50,000 millones de pesos anuales en valor total de producto.

Entonces me pregunto: ¿por qué no podemos tener un buen gobierno?, si los juarenses somos tan productivos y talentosos, que realizamos procesos productivos, de organización, de creatividad e innovación, de logística, control de calidad, de transporte, de control contable y legal, para estar en las ligas mayores en la manufactura mundial.

Claro está que no es por falta de talento y oportunidades. Lo que hace falta en Juárez es la determinación de tomar el gobierno por parte de tanta persona que hay capacitada para realizar procesos gubernamentales eficientes a bajos costos y de alto rendimiento para establecer el orden.

Para ello, se necesitan grandes dosis de participación ciudadana y transparencia; pero, sobre todo, lo que se necesita es voluntad política para que esto suceda. Pero esta voluntad no se va a dar si los ciudadanos no tomamos la determinación de decir un “ya basta”. De nunca más dejar a nuestros gobiernos solos actuando en la opacidad de los conciliábulos de los intereses creados y las componendas.

Con los juarenses, se puede poner orden en nuestra ciudad, haciendo diagnósticos a profundidad de cómo reestructurar a nuestro gobierno, para convertirlo en una maquina de alta capacidad y eficiencia que nos genere bien común.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: