Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 24 Febrero 2018 | 

20

42

01

Secciones

Sábado 24 Febrero 2018 | 

20

42

01

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Política mexicana, negocio familiar

José Ignacio Gallardo/
Analista | Miércoles 07 Febrero 2018 | 00:01:00 hrs


No es un secreto para nadie que en este país el poder político en muchas ocasiones se hereda. Familias enteras han vivido y viven pegadas al erario público de generación en generación sin que a alguien aparentemente parezca importarle. 

Así simplemente, sin guardar las mínimas apariencias, el poder en México se comparte, se transfiere o se hereda entre parientes. Lo preocupante del asunto, es que en este proceso electoral son demasiados los casos en donde el poder se hereda de una manera por demás descarada. Y esto se presenta en todos los partidos políticos. No hay partido que se salve de esta práctica tan recurrente en todos los rincones de México.

La historia mexicana ha relatado las muchas ocasiones en que el poder político es heredado. El caso de la familia Cárdenas en el estado de Michoacán, es un claro ejemplo. El general Lázaro Cárdenas, su hermano Dámaso, así como su hijo Cuauhtémoc y su nieto Lázaro fueron por muchos años amos y señores en aquella entidad. También está el caso de la familia Del Mazo donde tres generaciones: padre, hijo y nieto han gobernado el Estado de México. En Oaxaca actualmente gobierna Alejandro, el hijo del ex gobernador  José Murat Casab. Miguel Alemán Velasco hijo del ex presidente Alemán Valdez también gobernó el estado de Veracruz.

El hijo y el nieto del político priista Carlos Madrazo también siguieron sus pasos. Y  Enrique de la Madrid Cordero, actual secretario de Turismo federal, y uno de los descendientes del ex presidente Miguel de la Madrid Hurtado, parece que busca heredar el capital político del padre. Los casos de los Monreal en Zacatecas o los Moreira en Coahuila son también emblemáticos, por cínicos y descarados.

Pero estas elecciones serán sumamente competidas y una cosa es que muchos políticos busquen heredar el poder a sus vástagos o a sus familiares, y otra muy distinta es que lo puedan lograr.  Uno de los intentos más burdos por heredar el poder es el caso de la familia Yunes en el estado de Veracruz. El candidato a gobernador por el PAN, Miguel Ángel Yunes Marques, es nada más y nada menos que el hijo de quien actualmente gobierna esa entidad.

Por cierto que en las pasadas elecciones en Veracruz  compitieron los primos Yunes, Miguel Ángel por Acción Nacional contra su primo José, del PRI. En estas elecciones de nuevo el apellido Yunes aparecerá en las boletas electorales. Parece como si no existieran otros actores políticos que pudieran ser candidatos.

También el actual mandatario de Morelos, Graco Ramírez intenta desesperadamente que su hijo adoptivo, Rodrigo Gayosso Cepeda, herede la gubernatura.  De la misma forma que el ex gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle quiere impulsar la candidatura a la gubernatura en aquella entidad de su esposa Martha Erika Alonso. Por su parte, Manlio Fabio Beltrones, que en estos momentos se encuentra en el ojo el huracán, también impulsa la carrera política de su hija Silvana, que ya la hizo diputada federal, pero ahora busca que sea senadora en el estado de Sonora por el PRI. El esposo de Silvana, Pablo Escudero, también es hechura de Beltrones, ya que el suegro lo hizo senador de la república por el partido Verde. En cuanto al ex presidente del PRD Agustín Basave, también busca que su retoño, Agustín Basave Alanís, sea diputado por el estado de Nuevo León. Y en ese mismo estado de la república, el hijo del malogrado candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, busca capitalizar el recuerdo de su padre para conseguir una diputación.

En el estado de Chihuahua ya se sabe que el Partido del Trabajo es un negocio familiar, donde solamente sus miembros obtienen las mejores posiciones y cargos. No se quedan atrás Jorge Doroteo Zapata, de la CTM y su hija Georgina, la diputada federal que ahora busca una senaduría. Por lo que se ve, muchos políticos piensan que en México se vive una monarquía e insisten en heredar cargos públicos a sus familiares como si fueran títulos nobiliarios, y así preservar los privilegios del poder. Desgraciadamente la lista de casos es muy larga y no deja de crecer. 


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: