Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 23 Febrero 2018 | 

11

18

37

Secciones

Viernes 23 Febrero 2018 | 

11

18

37

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

De política y cosas peores | Un clavo más en el ataúd del PRI

Armando Fuentes/
Escritor | Lunes 05 Febrero 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Las dos guapas modelos procedieron a desvestirse en el camerino. Una notó que su compañera traía marcada en el abdomen la letra A. Le preguntó la razón de esa señal. "No me la había visto -replicó la chica-, pero seguramente se debe a que mi novio, quien tiene hermoso nombre, Armando, me abrazó estrechamente, y me quedó grabada la inicial que lleva en la hebilla de su cinturón". Cuando la otra se quitó la ropa resultó que traía inscritas en la misma parte, el bajo vientre, las letras WMC. "¿De qué son esas letras?" -inquirió su amiga. "Tampoco me las había visto -contestó la modelo-. De seguro se deben a que mi novio, motociclista, pertenece al World Motorcycle Club. Antes de venir estuvimos juntos, y con las prisas se le olvidó quitarse el casco". (No le entendí). Mis cuatro lectores conocen a Capronio. Es un sacapelotas, o sea un individuo despreciable. La otra noche le dijo a su abnegada cónyuge: "Arréglate, Sufricia. Esta noche vamos a cenar fuera". Ella se llenó de regocijo, pues tal invitación de su marido era en verdad inusitada, tanto que a la señora sus vecinas le decían "La tenencia", porque su esposo la sacaba sólo una vez al año. Se bañó, se maquilló, se perfumó, vistió sus mejores ropas y se emperifolló cumplidamente. Capronio entonces sacó una mesa y dos sillas a la calle y le dijo a su azorada esposa: "Haz la cena y tráela acá. Te dije que íbamos a cenar fuera". (Nota: a más de sacapelotas Capronio es un cabrón). De estrepitosa puede calificarse la derrota que el prigobierno sufrió en su enfrentamiento con Javier Corral. He aquí que incluso en un país como el nuestro, donde no impera la ley sino la voluntad de los poderosos, un solo hombre puede prevalecer sobre toda la maquinaria gobiernista y el aparato político oficial si le asisten la razón y la justicia. Muy mal parado queda el gobierno luego de este revés, y peor todavía su partido. El chihuahuense puso de manifiesto la corrupción por la cual el PRI echa mano a los dineros públicos para ganar elecciones, y evidenció sin lugar a dudas el uso que el gobierno hace del erario con propósitos políticos. Lo sucedido constituye un rudo golpe a las posibilidades, ya de por sí escasas, que José Antonio Meade tiene de ganar la elección presidencial, y la victoria de Corral viene a ser un clavo más en el ataúd del PRI. Gladiolina, muchacha soltera, iba a ser mamá. Sus amigas le hicieron un baby shower, y en el curso de la fiesta le preguntaron: "¿Cuál será el nombre del niño?". Respondió ella: "Se llamará como su padre". Comentó una por lo bajo: "Tendrá que ponerle Todoelbarrio". Pepito y su tía Mascarola iban por el bosque. Se oía el murmurar del viento entre los árboles; había trinos de aves en las frondas, y se escuchaba la canción del agua en el riachuelo. "¡Ah, Pepito! -exclamó Mascarola-. ¡Si supieras cuánto amo a la naturaleza!". "¡Qué buena eres, tíita! -se emocionó Pepito-. ¡La amas a pesar de lo que te hizo!". Una ancianita fue sorprendida robándose las cintas funerarias en las tumbas del cementerio militar. El juez le preguntó, severo: "¿Por qué roba usted esas preseas de homenaje a los veteranos de la guerra?". Respondió la viejecita: "Soy pobre, señor juez. Uso la seda de las cintas para confeccionarme mi ropa interior". El juzgador ordenó que una mujer policía certificara si era cierto lo que afirmaba la ancianita. La oficial hizo la revisión correspondiente y encontró que su declaración era verdad. En efecto, en el corpiño, la prenda que cubría el busto, tenía una inscripción que decía: "Caído en el cumplimiento del deber", y la prenda de abajo mostraba otra frase que decía: "Al héroe de mil batallas". FIN.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: