Cambiar actitudes, parte del cambio | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 19 Julio 2018 | 

5

19

58

Secciones

Jueves 19 Julio 2018 | 

5

19

58

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Cambiar actitudes, parte del cambio

Samuel F. Velarde/
Académico | Martes 09 Enero 2018 | 00:01:00 hrs

Los que venimos de formaciones académicas en ciencias sociales, sobre todo de la generación setentera, estuvimos influidos por corrientes marxistas de diversa índole.

Aún recuerdo a mis profesores sudamericanos (exiliados políticos) que se habían formado en Paris, en Santiago, Montevideo,  incluso en la Ciudad de México en la UNAM concretamente. Todos ellos nos hablaban de los cambios que las masas lograban a través de liderazgos centralizados, pero también de una lucha de clases entre el proletariado y la burguesía. Eran tiempos de la Guerra Fría aparte, donde la historia y el mundo se veían de hecho en blanco y negro.

Con el tiempo desde mi visión personal, en México, las masas, el pueblo o la sociedad civil como gusten llamarle, ha estado muy fuera del cambio como actor social preponderante –al menos en número-. Por diversas razones no ha tenido un protagonismo en incidir en transformaciones sociales profundas, benéficas para la construcción de un país más equitativo y democrático.

Hoy en día, cuando el país se debate en una crisis moral profunda, donde la incredulidad permea en los jóvenes y adolescentes mexicanos –ahí está el análisis de Estudio Internacional de Educación Cívica y Ciudadana (ICCS por sus siglas en inglés) 2016. Se desprende de ahí que los adolescentes desconfían de los partidos políticos y no consideran que el ser buen ciudadano tenga que ver con la obediencia a la ley-. Nos hace pensar que se necesita una gran dosis de civilidad en el país en este sentido; porqué no decirlo, de cambio de actitudes, de una formación de valores desde el hogar.

En estos días de Navidad y año nuevo, donde la mercadotecnia influye en demasía y el afecto se ve transformado en objetos, tradición que si bien no es mala sí puede convertirse en mecánica y frívola, debemos hacer la reflexión de la necesidad de que la formación cívica a través del hogar es indispensable para los cambios sustanciales del país. Y lo anterior tendría que ver con cosas tan sencillas, aunque para muchos esto sea muy subjetivo.

Siempre pregunto a mis alumnos qué tanto en sus familias se les ha enseñado el valor de la limpieza comunitaria; es decir, cuestionar el espacio público en el sentido ambiental. Barrer el frente de la casa, no tirar basura, no ser un indolente en ese sentido. Pero también el valor de saludar, de entender que en un espacio urbano que se comparte, un saludo significa cohesión social, solidaridad con el otro, la posibilidad de entablar una comunicación que nos una, no que nos desuna.

O la capacidad de darle preferencia al peatón, ser civilizados con el que no posee un automóvil, tener sensibilidad para entender a la persona que transita por la banqueta y desea cruzar una avenida peligrosa.

Son muchas las actitudes tan sencillas que pudiéramos asumir socialmente para ser mejores, esto nos daría mucha capacidad moral para ejercer acciones más profundas y organizadas.

Debemos identificar qué situaciones son culpa de los gobernantes pero también asumir qué acciones cotidianas son culpa nuestra, pues con ellas lo único que hacemos es alimentar el caos y la deshumanización cotidiana. Alguien pudiera afirmar que somos engendro de un sistema, tal vez puede ser, pero de ser así, con más razón debemos cambiar actitudes como la única vía de comenzar un cambio en la base social y así, tener más elementos para el cambio en la cúspide social. En Ciudad Juárez, necesitamos mucho cambiar de actitudes.

[email protected]



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: