Una papa a la vez | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 24 Abril 2018 | 

2

47

33

Secciones

Martes 24 Abril 2018 | 

2

47

33

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Una papa a la vez

Oscar Fidencio Ibáñez Hernández/
Académico | Sábado 06 Enero 2018 | 00:01:00 hrs

En una de las múltiples celebraciones familiares de esta temporada, uno de mis sobrinos de 14 años resumió la mejor manera de hacer el puré de papa: “una papa a la vez”. Y quizá esa sea la mejor manera de afrontar el inicio de año, o para ser más preciso, el inicio de cualquier etapa de la vida en la que intentemos plantearnos metas o proyectos.

Es común para mucha gente hacerse una serie de propósitos al iniciar el año, con el previsible resultado de fallar en la mayoría de ellos precisamente por la cantidad y a veces dispersión de objetivos, por ello es recomendable empezar con uno a la vez.

En estas mismas fechas tuve oportunidad de compartir inquietudes sobre la innovación y el desarrollo de capacidades tecnológicas y culturales en Chihuahua para mejorar nuestra convivencia, nuestra economía y en general la calidad de vida de los chihuahuenses, con un destacado ingeniero y empresario chihuahuense que está creando productos innovadores con ingeniería local.

Su principal consejo para pasar de la teoría a la práctica en materia de innovación es seleccionar un problema y empezar a dar pasos para resolverlo, en ese momento puede uno pasar de las palabras a los hechos, y eso mismo sucede con los buenos propósitos de año nuevo, si uno no empieza a trabajar en uno de ellos de manera concreta, es muy probable que no logremos avanzar más allá del primer mes del año, en el mejor de los casos.

Por supuesto que las metas planteadas pueden ser en muchos ámbitos: en las relaciones interpersonales y familiares, en lo profesional, en lo físico, en lo económico, en lo académico, o en cualquier otra cosa en que queramos mejorar; independientemente del tema o temas seleccionado(s), para lograrlo hay que trabajar primero en cambiar alguna actitud o hábito personal que nos lleve a una situación diferente. Nuevamente, la clave está en empezar con una cosa a la vez.

Como sociedad también podemos plantearnos algunos propósitos de año nuevo, intentar modificar el estado de cosas de nuestro entorno, cambiando algunas actitudes o prácticas que estamos acostumbrados a realizar, y que las seguimos haciendo “porque así se ha hecho siempre”.

A manera de ejemplo quiero referirme a la actitud diferente que podemos asumir frente a las elecciones de este año. Tradicionalmente esperamos a que los candidatos hagan propuestas y nos bombardeen de propaganda para conseguir el voto; sería muy saludable que en esta ocasión nosotros trabajáramos en definir los problemas prioritarios y plantear las posibles soluciones a los mismos, de tal manera que, en nuestro encuentro con candidatos, los condicionáramos a atender las prioridades con nuestras propuestas o con otras mejores, en lugar de aceptar pasivamente las ocurrencias de los políticos.

Así como en lo personal es necesario empezar por hacer cosas diferentes para lograr un propósito, en la sociedad es necesario que haya líderes que hagan cosas diferentes, que inviten a otras personas a seleccionar prioridades y posibles soluciones, de otra manera, la apatía ciudadana se mantendrá y los candidatos podrán basar su propuesta en mercadotecnia o en simplezas, que no resolverán los problemas de la comunidad.

En materia de infraestructura, en Juárez llevamos años pavimentando o tapando baches a sabiendas de que en las siguientes lluvias se volverá a abrir el pavimento y de que los costos para los automovilistas, las personas, las empresas y la infraestructura urbana son enormes. Cada año, miles de personas se ven afectados por las inundaciones repentinas, y ninguna autoridad asume la tarea de iniciar las obras de contención necesarias para evitar inundaciones y aprovechar el agua de lluvia para beneficio regional.

Es necesario innovar para solucionar este problema que requiere además de propuestas novedosas, muchas obras e inversión; como todo lo demás, es necesario iniciar con “una papa a la vez”, esto es, cambiar el destino de las inversiones tradicionales de relumbrón, para en su lugar construir o reforzar un dique que puede salvar vidas; esta es la mejor manera de empezar a resolver un problema local que lleva años, y que puede mejorar la seguridad, la calidad de vida y la competitividad de nuestra ciudad.



[email protected]




  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: