2017, el año más violento | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 19 Octubre 2018 | 

14

03

37

Secciones

Viernes 19 Octubre 2018 | 

14

03

37

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


2017, el año más violento

Armando Ríos Piter/
Analista | Martes 02 Enero 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.– Después de que el presidente Felipe Calderón inició la guerra contra el narcotráfico, que se tradujo en un fracaso rotundo, y dio paso a la multiplicación de grupos delictivos y al ingreso de una cantidad insospechada de jóvenes a la actividad criminal, se habló y se habla aún de una estrategia fallida por desconocimiento del problema y por el prurito de legitimación del primer mandatario.

Desde entonces, México vive en constante zozobra y cada día pierde más terreno frente al crimen, que avanza paulatinamente hacia todos los rincones del territorio nacional. Durante el sexenio pasado, algunos estados permanecieron tranquilos, hasta que, según ha permeado, algunos gobernantes permitieron la entrada de ciertos grupos delictivos.

Organizaciones civiles y oficiales hablaron de que, al comenzar el ataque al narcotráfico, había en el país siete cárteles que actuaban sólo en determinados sitios y al finalizar el sexenio, 84 que se disputaban los territorios y asesinaban con modalidades de descuartizar a sus víctimas. El problema no disminuyó, sino que aumentó considerablemente.

Este año, las cifras de muertes violentas superaron las más altas alcanzadas durante el sexenio anterior. México se convirtió en el segundo más violento del mundo, sólo rebasado por Siria; con la diferencia de que en este lugar, los decesos obedecen a la guerra civil, pero arriba de países que también viven históricamente inmersos en el desgobierno y la zozobra, como Afganistán, Somalia, Sudán, Yemen, Nigeria y otros.

Por más que el gobierno de EPN buscó soslayar con su silencio el inmenso problema, el escandaloso número de muertos está nuevamente en los medios, pues se ha desbordado. Tanto, que está a la vista de todos los mexicanos. Prácticamente ya no hay estado de la República que no conozca o no tenga registrados actos de alta violencia.

Hasta hoy no se ve una estrategia gubernamental que sea clara y con plazos que pueda menguar la ola delictiva que se diversifica. A los homicidios se han sumado otros delitos que han hecho crisis, como el robo de gasolina, la extorsión o el secuestro.

El año cierra con el terrible asesinato de otra autoridad municipal, Arturo Gómez Pérez, presidente municipal de Petatlán, municipio colindante con el puerto turístico de Zihuatanejo en la Costa Grande de Guerrero. Con él, sumaron nueve ediles asesinados en 2017.

Los índices de criminalidad hablan de más de 23 mil muertos hasta el mes pasado, sin dejar de vaticinar que habrían de crecer durante diciembre. A lo anterior, hay que agregar a 33 mil personas desaparecidas y 12 periodistas asesinados por su labor de investigación en contra del crimen organizado y de la corrupción, según señala Edgar Cortez, director del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia.

¿Cuál es la reacción de los gobernantes? Condenar los hechos. Esta frase está convertida en escudo de la ineficiencia y de la ineficacia. No remedia absolutamente nada, pero es un intento de decir que en su interior sienten lo ocurrido como los propios deudos. También la ciudadanía los condena, al mismo tiempo que condena a los políticos que se cruzan de brazos a condenar.

Pocas son las voces desde el gobierno que proponen nuevas rutas. El 2017 no sólo cierra como el año más violento, sino que termina, con una controvertida Ley de Seguridad Interior que, tal y como está redactada, de poco servirá para frenar la ola criminal, pues no es más que una extensión de lo que hasta hoy hemos visto de parte de nuestras instituciones.

Espero que la SCJN se pronuncie en contra de esta ley, pues no podemos esperar resultados distintos si seguimos haciendo las cosas de la misma manera. La única ruta es fortalecer a las policías civiles. Hoy que inicia 2018, ése es el único camino de cambio real.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: