¿Información es poder? A propósito de 2018 | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 15 Julio 2018 | 

23

00

25

Secciones

Domingo 15 Julio 2018 | 

23

00

25

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


¿Información es poder? A propósito de 2018

Francisco Javier Acuña/
Analista | Lunes 01 Enero 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- En sí no hay un método para que la información admita seleccionar de toda ella, en sus dimensiones amplias y progresivamente en aumento, la necesaria para hacer el análisis indicado, el dictamen o pronóstico oportuno que permita que la información sea útil y accesible para todos, no sólo para quienes la elaboran y resguardan, sino para la población en general. La información es pública, pero no por decreto que sea pública ha de ser algo efectivo y que se traduzca en motivos de bienestar, progreso y evolución ciudadana, por ello de afirmación democrática.

En el pasado, al decir “la información es poder”, se daba por hecho que el que poseía la información era el beneficiario de esa condición de privilegio, misma que le redituaba en capacidad de maniobra o influencia sobre los demás. Naturalmente, esa referencia, “la información es poder”, era para reconocer con impotencia el poder informado del gobernante, que precisamente, por saber demasiado, era dueño de las oportunidades, de las circunstancias y de las posibilidades, mismas que ejercía con ventaja y sin competencia que pusiera en riesgo siempre salirse con la suya, imponer su voluntad. En los regímenes autoritarios, la información es del déspota y sus secuaces, sólo ellos la suministran o restringen a discreción y eso hace que su poder sea expansivo y perpetuo.

En las democracias modernas, en que la globalización hace que la información circule con libertad incesante, la que se distribuye de boca en boca y la que de manera masiva fluye por internet, decir que “la información es poder” no conduce a un puerto cierto, es más afortunado decir que el conocimiento produce salud, justicia, equidad, prosperidad, etcétera.

Lo anterior en la medida que la información que se procesa para generar conocimiento es abundante y disponible, así se garantiza que no sea como en antaño un bien escaso; al contrario, la información es mucha y precisamente se requiere de habilidades democráticas para aprovecharla en beneficio de todos.

En México, la información pública es un campo de comprensión enorme, no sólo abarca todos los registros del quehacer público desde que existía constancia, sino también la impresionante cascada de información documentada que se genera en cada instante en un país de más de 120 millones de habitantes y que cuenta con un conjunto de administraciones públicas de los tres niveles de autoridad (la federal, estatal, municipal).

Tan sólo este 2017 en la federación se registraron casi 300 mil solicitudes de acceso a la información pública, los sectores identificados que más reclamaron información fueron el académico y el empresarial, que superaron a otros gremios como el del funcionariado público y de los medios de comunicación, además de las que se efectúan de manera anónima.

Definitivamente, la información no es poder. La información que es y debe ser pública es la fuente del abrevadero democrático. Sin información no hay poder, porque el poder ciudadano que articula el fundamento del poder público mediante el sufragio precisa conocimiento de aquellos a los que escoge para que le hagan gobierno y por exclusión a los que les encarga hacer oposición cabal a ese gobierno. Un gran 2018 para México y para todos, que mucho lo necesitamos.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: