Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 24 Noviembre 2017 | 

22

42

09

Secciones

Viernes 24 Noviembre 2017 | 

22

42

09

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Encanto de la utopía

Sergio Sarmiento | Martes 07 Noviembre 2017 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.– No fue una sola revolución. Al igual que la mexicana, fueron dos y muy distintas: una en febrero y otra en octubre. Para hacer las cosas más complicadas, la revolución de octubre tuvo lugar el 7 de noviembre. Por eso hoy se recuerda el centenario de la revolución rusa.

La primera revolución, la de febrero, fue como la de Francisco I. Madero en México: era democrática y quería acabar con una dictadura. La segunda, la del 25 de octubre según el viejo calendario ruso, 7 de noviembre conforme a la contabilidad actual, creó una de las peores dictaduras de la historia.

La revolución de octubre es ejemplo de cómo un grupo bien organizado y dispuesto a todo, los bolcheviques, puede tomar control de un país con un gobierno débil, como el que surgió de la revolución de febrero. Los bolcheviques eran una facción del Partido Obrero Socialdemócrata, marxista, dirigido por Vladímir Ilich Uliánov, Lenin. Buscaban construir una sociedad igualitaria, en que la población trabajaría según sus capacidades para recibir según sus necesidades.

La utopía no tardó en convertirse en pesadilla. Los bolcheviques ejercieron una represión brutal, más cruel y amplia que la de los propios zares. Mucho se ha hablado y escrito de los muertos por violencia política y hambre en la Unión Soviética, el país que se formó tras la revolución rusa. Aunque se ha exagerado, las cifras realistas siguen siendo monumentales. Sólo durante el gobierno de Stalin, de 1922 a 1953, murieron de dos a tres millones de personas por represión política o étnica. Los muertos por la gran hambruna de 1932 a 1933, producto de la colectivización forzada de tierras productivas privadas, fueron cinco millones (Timothy Snyder, "Hitler vs Stalin: Who Killed More?", The New York Review of Books, 10.3.11).

La Unión Soviética se erigió como una opción política y económica ante la democracia de libre mercado de la mayoría de los países desarrollados. Su ineficiencia y falta de democracia, sin embargo, la debilitaron de manera gradual. Primero se liberaron de su control varios países de Europa oriental, como Polonia, Hungría, Checoslovaquia y Alemania oriental, pero la propia Unión Soviética se desmoronó en 1991. Rusia asumió un sistema económico de mercado, aunque con mucha intervención gubernamental y protección de oligopolios. Su régimen político estuvo a punto de caer en el caos; ahora se ha fortalecido, aunque se ha vuelto nuevamente autoritario.

La caída de la Unión Soviética y su imperio generó grandes ilusiones sobre el futuro de la humanidad. El gobierno de Estados Unidos se declaró vencedor de la guerra fría, mientras que el pensador Francis Fukuyama pronosticó el fin de la historia, en el sentido de que todo el mundo adoptaría un sistema liberal democrático.

Las cosas, sin embargo, no han sido tan fáciles. Si bien el régimen soviético fracasó, mucha gente que lo vivió mantiene una visión idílica de los viejos tiempos. Algunos países, como Venezuela, han adoptado sistemas cercanos al comunista, mientras que otros, como Cuba y Corea del norte, los mantuvieron pese al sacrificio de las libertades de los ciudadanos.

A 100 años de distancia la revolución rusa sigue siendo admirada por muchos, incluso en México. El discreto encanto de la utopía no se ha desvanecido. La revolución rusa, sin embargo, no construyó un mundo igualitario, sino simplemente un régimen autoritario que se desplomó por su ineficiencia económica.

Terroristas

La matanza de Sutherland Springs, Texas, de este 5 de noviembre, con un saldo de 26 muertos, como la de Las Vegas del 1ro octubre con 58, fue realizada por un estadounidense blanco. De nada sirven las restricciones migratorias de Trump ante estos terroristas.

Twitter: @SergioSarmiento


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: