Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 24 Noviembre 2017 | 

22

42

23

Secciones

Viernes 24 Noviembre 2017 | 

22

42

23

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Secesión

Sixto Duarte/
Analista | Martes 07 Noviembre 2017 | 00:01:00 hrs

Cataluña ha sido la noticia internacional más comentada en las últimas semanas. La declaración de independencia, promovida por el Presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha generado toda clase de reacciones dentro y fuera de España.

España es un país muy diverso, y uno de los más ricos desde una óptica cultural. Su cultura, tradiciones y lenguas son enormes, y varían de región a región, en una extensión que apenas ocupa el equivalente a la cuarta parte del territorio mexicano.

Los gallegos tienen su lengua e historia, misma que es distinta a la de los vascos en Euskadi, o a los catalanes en el noreste. La idiosincrasia no es la misma en Andalucía o en Madrid. Evidentemente todos tienen un pasado común, un elemento de cohesión que los hace constituir lo que hoy es España.

El origen diverso de cada uno de estos pueblos es motivo de orgullo nacionalista por gran parte de sus habitantes. De ahí, que basándose en un argumento histórico, ciertas naciones dentro de España demanden el reconocimiento de su independencia y autodeterminación.

Argumentos hay de los más variados para justificar su lucha: centralismo férreo promovido desde Madrid, cuestiones de carácter fiscal, producción económica, origen histórico y lengua diferentes, entre otros. Los independentistas parecen basarse más en las diferencias que tienen con el resto de España, que en sus coincidencias, que son las más.

Creo que son los españoles, y en especial los involucrados los que tienen el derecho de opinar al respecto. Sin embargo, el no tener interés particular en el asunto me permite emitir una opinión más objetiva que la de las partes involucradas.

Me identifico con la postura de los catalanes que se quejan de decisiones políticas centralistas. Considero que las comunidades deben tener mayor grado de autonomía en cuanto a su régimen interior. Precisamente en México, en teoría una federación, los Estados carecen de autodeterminación en la mayoría de los campos de acción del gobierno. Si Madrid fuera más flexible con las Comunidades Autónomas, estos argumentos secesionistas no tendrían cabida.

Sin embargo, al ver lo que sucede en España, necesariamente nos preguntamos si la unidad nacional está garantizada en nuestro país. La independencia de Texas y Yucatán pudieran decirnos que el riesgo de una secesión está siempre latente. Sin embargo, en lo personal no creo que sea así.

México es un país aun más centralizado que España. La capital es lejana a prácticamente todos los estados. Actúa de manera imperativa y unilateral. México es también un país más extenso, con naciones originarias y culturas repartidas por todo el territorio. Ya perdimos la mitad de México en el siglo XIX. Con estos antecedentes, cualquiera pudiera llegar a pensar que México es tierra fértil para movimientos nacionalistas. ¿Cuál es la diferencia?

Después del régimen franquista, en que toda manifestación nacionalista (incluida la lengua) había sido abolida, las comunidades autónomas retoman gran parte de la libertad perdida durante la dictadura. Una de ellas es desde luego la educación. Los programas educativos reconocen el origen, diversidad y riqueza de cada comunidad. De ahí que los niños conozcan de primera mano su origen regional, su lengua, y su historia. Esto desde luego que no es malo. El alumno va creciendo con una conciencia crítica. No estudiará lo mismo un niño de La Coruña que uno de Sevilla.

La diferencia en México es que un niño de Chiapas y uno de Tijuana estudiarán exactamente lo mismo: que los españoles eran los malos, y los indígenas eran los buenos. Es curioso que se siga enseñando eso en la primaria, cuando nuestro idioma es el castellano y nuestra religión la católica, herencia precisamente de España. Todos los lunes se llevará a los niños a los honores a la bandera, y se excluirá de los programas educativos enseñanza de historia regional. Esto trae como consecuencia un profundo sentido de patriotismo, desde la más temprana edad. Decía el maestro Gonzalo Sánchez de Tagle, que tres elementos de cohesión que tenemos en nuestra identidad nacional son la tortilla, la selección nacional, y la Virgen.

A pesar de que nos quejamos del centralismo todos los días; a pesar de que la federación abandona a las entidades a su suerte. A pesar de todo eso, no existen indicios separatistas en nuestro país. Considero que debido al programa educativo que desde niños estudiamos.

[email protected]


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: