Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 24 Noviembre 2017 | 

22

37

42

Secciones

Viernes 24 Noviembre 2017 | 

22

37

42

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

No es el apocalipsis, son las elecciones

Vianey Esquinca/
Analista | Lunes 06 Noviembre 2017 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México— Así como las celebraciones del Día de Muertos van presididas por clásicos símbolos como son las flores cempasúchil, las calabazas, los altares y el pan de muerto, la Navidad, con los árboles navideños, las luces y las nochebuenas, hay señales que anuncian la llegada de las elecciones.

El nerviosismo se comienza a respirar en el ambiente; de la nada, varios funcionarios públicos y legisladores que habían permanecido en el completo anonimato buscan “difundir” el trabajo que hasta ese momento era desconocido. Los informes de gobierno o de labores se hacen más frecuentes y estos personajes buscan proactivamente a los medios y reporteros a los que antes ignoraban o incluso les huían.

También comienzan a aparecer nuevos medios de “circulación nacional” que sólo se distribuyen en unos cuantos puestos de revista, pero que ven en las elecciones una fuente de recursos. No importa si desaparecen con la misma prontitud que aparecieron, quieren llevarse algo del pastel electoral.

Estos medios son frecuentemente utilizados por los políticos que dan “entrevistas exclusivas” taaaaaan interesantes que merecen estar en portada, y no sólo eso, sus opiniones son taaaaaan relevantes y esperadas que forman parte de una costosa campaña de espectaculares que son desplazados lo largo de la ciudad o incluso del país.

Las ciudades se llenan de espectaculares o anuncios con rostros desconocidos de distintos políticos. Algunos sonríen con tal entusiasmo que parece que están anunciando una pasta dental o alguna clínica dental; otros pretenden mostrar firmeza y cruzan los brazos; están también los que se llevan la mano a la barbilla para que vean que tienen la capacidad de pensar y parecer muy reflexivos. El nombre en grande, por supuesto, para que se vea y la gente los recuerde para lo que se ofrezca. Otra señal de que las elecciones se aproximan es que aparecen “investigaciones periodísticas” que, tras “muchos meses” de indagación, logran amplios reportajes contra un político interesado en ser abanderado de un partido. Por supuesto, no tardan en salir los audios con conversaciones o información comprometedora.En esta época, además, surge una plaga de chapulines. Políticos y funcionarios que van de un lugar a otro buscando seguir alimentándose del calcio que les proporciona el hueso. No importa que hayan dicho que nunca, que jamás de los jamases, iban a dejar el cargo al que llegaron por voto popular, el poder del hueso es irresistible. Este año, al más viejo estilo de las plagas de Egipto, se desatará la voladera de estos ortópteros hasta que los tiempos electorales lo marquen.Esta temporada, además, crea relaciones clandestinas entre dirigentes, romances prohibidos entre la derecha y la izquierda y rupturas o divorcios escandalosos. El amor entre los militantes de los partidos dura hasta que viene la elección de los candidatos. La disciplina partidista queda para otros momentos. Esta temporada es de ganar o morir, es obtener la candidatura o irse a ofrecer su amor a otro instituto político que sí los valore. Las causas del rompimiento son las mismas: “no hay condiciones”, “el partido perdió rumbo”, “dejó de ser democrático”, “se apoderaron del partido grupos ajenos”, etcétera.Y, por supuesto, está por arrancar la espotiza a la que someten a los ciudadanos, que lo único que les queda por hacer es cambiarle cuando ven el vigésimo octavo anuncio político del día. Pero, aunque todas estas lo parezcan, no son señales del apocalipsis, sino signos de que cada vez están más cerca las elecciones de 2018.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: