Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 24 Noviembre 2017 | 

22

40

23

Secciones

Viernes 24 Noviembre 2017 | 

22

40

23

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Duarte sí tiene derecho a la presunción de inocencia

Carlos Murillo/
Abogado | Domingo 05 Noviembre 2017 | 00:01:00 hrs

El viernes pasado, César Jáuregui Robles, secretario general de Gobierno, dijo que César Duarte no tenía derecho a la presunción de inocencia. Con el argumento de que el exgobernador se considera prófugo, el profesionista del derecho, excatedrático del ITESM y exsenador salió a la defensa de Nieto y quiso justificar al extitular de la Fepade, porque los abogados de Duarte lo acusaron de no respetar el derecho de presunción de inocencia.

Las palabras textuales que dijo Jáuregui Robles fueron “la presunción de inocencia la establece un juzgador. Y un juzgador le libró orden aprehensión a quien considera un delincuente –Duarte–, en ese sentido hay una presunción; ya no de inocencia, de que es delincuente y de que tiene que afrontar la acción de la justicia. En ese sentido, debo decir que está evadido de la acción de la justicia, ¿cómo puede tener presunción de inocencia alguien que se quiere escapar, alguien que no quiere dar la cara y ni siquiera confrontar argumentos de juez (sic), sino que sólo quiera mediáticamente, quiera colocarse en el papel de víctima cuando todo mundo (sabe) que el poder, lo ofreció para poder”.

Con la reforma a los derechos humanos de 2011, donde se estableció que los Tratados Internacionales y la Constitución tienen la misma jerarquía en la pirámide normativa, se fortaleció el respeto por las garantías del ciudadano y en específico al debido proceso legal en la justicia penal.

En el artículo 1 de la Carta Magna prescribe lo siguiente: “En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos en que esta Constitución lo establece”, una de las garantías a las que hace mención es la presunción de inocencia y para los expertos este derecho es la pieza angular que sostiene el sistema judicial penal de corte acusatorio adversarial.

Vayamos al tema central de este tema ¿qué es la presunción de inocencia?, según la constitución mexicana, en el artículo 20, apartado B, número I, los derechos de toda persona imputada frente al Estado que lo juzgará, en primera instancia son “A que se presuma su inocencia mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el juez de la causa”. No existe ninguna referencia en la Constitución a que se pierda la presunción de inocencia porque el juez le libre orden de aprehensión, ni tampoco a que el juzgador lo deba considerar un delincuente por razón alguna, mucho menos, como dice Jáuregui Robles, que se pierda este derecho por no comparecer ante el juez.

El Consejo de la Judicatura Federal, donde por cierto Jáuregui fue consejero, ha editado varios trabajos académicos que tratan en específico la presunción de inocencia, uno de ellos es el del Dr. Miguel Ángel Aguilar López, titulado “Presunción de inocencia. Derecho Humano en el sistema penal acusatorio” (2015), donde afirma que su “génesis se encontró en la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano de 1789, tras surgir el eje rector de que bajo cualquier circunstancia, al acusado debe considerarse inocente en tanto no exista sentencia ejecutoriada, con lo cual se abandonó cualquier práctica antigua de presunción de culpabilidad”, después el mismo principio apareció en “la Declaración Universal de las Naciones Unidas (artículo 11, párrafo 2), Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (artículo XXVI), Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 19 de diciembre de 1966 (artículo 8.2), Reglas Mínimas para el Tratamiento de Reclusos (artículo 84, párrafo 2) y, finalmente, en el Comité de Derechos Humanos (observación general 32, párrafo segundo del artículo 14), que establece la presunción de inocencia bajo tres dimensiones: 1. Derecho humano de las personas a la presunción de inocencia, siempre y cuando no se demuestre lo contrario. 2. Se impone la carga de la prueba al acusador: y 3. Garantizar que se presuma la culpabilidad a menos que se haya demostrado la acusación, fuera de toda duda razonable, es decir, que el acusado tenga el beneficio de la duda”.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación también se ha pronunciado para interpretar el principio de presunción de inocencia, por si hay alguna duda de su proceder durante las etapas de proceso, solamente por mencionar una de las tesis de jurisprudencia transcribiré el resumen de la Tesis 1ª/J. 24/2014 emitida por la Primera Sala y publicada el 5 de abril de 2014: “Presunción de inocencia como regla de trato procesal. La presunción de inocencia es un derecho que puede calificarse de "poliédrico", en el sentido de que tiene múltiples manifestaciones o vertientes relacionadas con garantías encaminadas a regular distintos aspectos del proceso penal. Una de sus vertientes se manifiesta como "regla de trato procesal" o "regla de tratamiento" del imputado, en la medida en que este derecho establece la forma en la que debe tratarse a una persona que está sometida a proceso penal. En este sentido, la presunción de inocencia comporta el derecho de toda persona a ser tratado como inocente en tanto no se declare su culpabilidad por virtud de una sentencia condenatoria. Dicha manifestación de la presunción de inocencia ordena a los jueces impedir en la mayor medida posible la aplicación de medidas que impliquen una equiparación de hecho entre imputado y culpable, es decir, conlleva la prohibición de cualquier tipo de resolución judicial que suponga la anticipación de la pena”.

Por si hubiera alguna duda, el Código Nacional de Procedimientos Penales, en su artículo 13, se refiere al principio de presunción de inocencia y a la letra dice “Toda persona se presume inocente y será tratada como tan en todas las etapas del procedimiento, mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el Órgano jurisdiccional, en los términos señalados por este Código”, lo que confirma lo que anteriormente cité de la Constitución, de los tratados internacionales y de la jurisprudencia.

El abogado del Gobierno del Estado se equivocó en su declaración, ningún ciudadano pierde el derecho de presunción de inocencia, en tanto no se demuestre en juicio su culpabilidad y sea declarada por un juez mediante una sentencia.  Y el proceso judicial de César Duarte ni siquiera ha comenzado.

Quizá existe una confusión, porque efectivamente, en los medios de comunicación ya se juzgó a César Duarte y fue Javier Corral quien, como juez mediático ya lo declaró culpable desde hace más de dos años, en un proceso paralegal que ahora confunden con el juicio penal.

Afortunadamente, están la Constitución, los tratados internacionales, la jurisprudencia y el código penal, para recordarles que se equivocan. Más que una defensa de Santiago Nieto, César Jáuregui hizo una gravísima denuncia en contra de los jueces en las diez carpetas de investigación que se han judicializado en contra de César Duarte, porque hizo una acusación pública en el sentido de que no se respeta el derecho de presunción de inocencia de César Duarte, algo que debe investigar Lucha Castro, a la sazón consejera presidenta del Consejo de la Judicatura en Chihuahua y sancionar a los jueces por no cumplir con el ordenamiento legal.

[email protected]


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: