Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 17 Diciembre 2017 | 

22

18

23

Secciones

Domingo 17 Diciembre 2017 | 

22

18

23

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Juez federal Pro-‘Lucha’

Gerardo Cortinas Murra/
Abogado | Lunes 09 Octubre 2017 | 00:01:00 hrs

En la sentencia dictada en el amparo promovido en contra de la designación de Luz Estela ‘Lucha’ Castro como consejera de la Judicatura del TSJ, el juez Décimo de Distrito consideró que el quejoso “no acreditó en ningún momento tener interés legítimo para impugnar los actos de autoridad reclamados”; y en consecuencia, desechó la demanda de garantías.

Uno de las consideraciones dogmáticas vertidas por este juez federal es que el quejoso “no acreditó una situación de vulnerabilidad o algún tipo de afectación por la posición que guarda en el orden jurídico, pues de sus manifestaciones  se desprende que únicamente aduce ser ‘abogado’, pero no demuestra con algún otro medio, ser destinatario de la norma referida con motivo de su especial situación frente al orden jurídico…”

Amable lector, por elemental sentido común, cuál sería su respuesta a la siguiente pregunta: ¿A quiénes van dirigidas las normas constitucionales? O bien, ¿a quiénes obligan los mandatos constitucionales?. La respuesta es obvia: Los preceptos constitucionales de un pueblo o nación constituyen los principios fundamentales mediante los cuales se delimita el ejercicio del Poder Público y en los que se consagran los derechos humanos de sus gobernados.

En principio, todo mandato constitucional tiene como destinatario al universo de gobernados que integran la población de un cierto pueblo o nación. En el Pacto Federal se precisa que “todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como las garantías para su protección…”

El acto reclamado consistía en que la designación de ‘Lucha’ Castro había sido unilateral y arbitraria; lo anterior, ya que no se dio oportunidad alguna al universo de abogados chihuahuenses para participar -en igualdad de condiciones- en el procedimiento de designación de los ‘consejeros externos’, según lo previsto por el Legislador local:

“… es imperativo promover una efectiva reforma constitucional que se someta a una amplia consulta ciudadana, por medio de la cual se pueda dar cabida a las diferentes expresiones académicas, profesionales y de la sociedad organizada, que garanticen la creación de las bases legales sobre las cuales el Poder Judicial del Estado de Chihuahua lleve a cabo sus funciones con transparencia, objetividad y seguridad jurídica…”

“Para satisfacer lo anterior, es necesario que se establezcan los mecanismos para la elección de consejeros a través de la participación ciudadana expresada por conducto de las organizaciones profesionales, académicas y civiles que cotidianamente se ven afectadas por las decisiones de los tribunales locales. Es indispensable otorgar seguridad jurídica en materia de requisitos de elegibilidad que permitan que los nombramientos de los consejeros sean resultado de un exhaustivo escrutinio de sus antecedentes personales, profesionales, de mérito y capacidades”.

Por otra parte, el juez de Distrito llega al extremo de afirmar que “se requiere que la anulación del acto que se reclama produzca un beneficio o afecto positivo en su esfera jurídica, ya sea actual o futuro, pero cierto… De tal suerte, que si con la concesión del amparo no se restituye al quejoso en el goce de algún derecho concreto, es claro que la promoción de dicho medio de defensa no le reporta un beneficio en su esfera jurídica”.

Yo le respondería a este juez federal: en caso de que concediera el amparo a Gerardo Cortinas Murra, el beneficio -directo, actual y cierto- es, precisamente, que se garantice mi derecho humano de acceso -en igualdad de condiciones- a la función pública, acatando el procedimiento de designación que se consigne en las leyes reglamentarias relativas a la Judicatura del TSJ (inexistente al día de hoy). También le preguntaría: ¿Acaso el arbitrario nombramiento de ‘Lucha’ es fruto de un exhaustivo escrutinio de sus antecedentes personales, profesionales y de méritos?

[email protected]


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: