Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 15 Diciembre 2017 | 

18

23

31

Secciones

Viernes 15 Diciembre 2017 | 

18

23

31

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Despiértame cuando septiembre termine

Vianey Esquinca/
Analista | Lunes 02 Octubre 2017 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México— Los terremotos del siete y 19 de septiembre provocaron cientos de pérdidas humanas, miles de damnificados, devastación y millones de daños materiales. Sin embargo, aunque parezca increíble y fuera de toda lógica, hubo beneficiados de estos tremendos sismos. Las coyunturas que la opinión pública y los ciudadanos discutían previas a los temblores, fueron desplazadas por evidentemente una emergencia mayor.

¿Qué paso con el deslinde de responsabilidades del socavón de Cuernavaca? ¿La PGR ya tiene avances en la investigación? Sólo un temblor natural fue capaz de cimbrar las oficinas de la SCT, porque los escándalos le siguen haciendo lo que el viento a Juárez.

Por supuesto, Cabify y el gobierno de Puebla se debieron sentir aliviados de que las quejas y marchas por los feminicidios a raíz del asesinato de Mara Castilla fueran silenciadas por la madre naturaleza.

También pasaron a mejor vida los conflictos internos del PAN y el papelazo que hicieron los legisladores en la Cámara de Diputados que obligó a retrasar la instalación de la Mesa Directiva, o el conflicto interno de Morena en el que se vio envuelto en la elección de su abanderada a la jefatura de Gobierno de la CDMX.

La emergencia, evidentemente y con toda razón, cubrió la agenda mediática. Ahora, la atención se centra en la reconstrucción que incluye el bonito deporte nacional de “echarse la bolita”, del “yo no fui fue teté pégale pégale que ella merita fue”; el clásico deslinde de responsabilidades y la aparición de frases como: “se llegará hasta las últimas consecuencias”, “no habrá impunidad”, “se castigará con todo el peso de la ley a los culpables”.

El ojo está en las constructoras que edificaron sin cumplir las normas, en las autoridades que lo permitieron, en las que se hicieron de la vista gorda, y ahora en las que están dispuestas a decir que los edificios no requieren ser demolidos, sino sólo tener una manita de gato para ser habitables, poniendo en riesgo a miles de ciudadanos.

También, por supuesto, se están realizando los cuestionamientos sobre la transparencia de los recursos que están llegando de México y del exterior. ¿A dónde y cómo están destinados esos recursos? José Antonio Meade, secretario de Hacienda, ya señaló que cada peso ocupado en esas tareas se podrá seguir puntualmente y tendrá GPS. Si quieren que le metan comunicación satelital o cascabel, pero es obligación de los gobiernos explicar a dónde van a parar los recursos.

Sin olvidar, además, que el reflector se concentra en los partidos políticos y en quién da más y quién da menos de los recursos públicos que fueron asignados, si el PRI fue el primero o Morena fue el último, que si fue la idea de un partido o de otro. Ante esto, académicos, especialistas e intelectuales han alertado sobre los riegos de tener sólo recursos privados lícitos o ilícitos controlando los procesos electorales.

Pero en lugar de pensar en lo que no se puede, se debería proponer lo que sí. No se puede dejar que los partidos se salgan con la suya señalando: “Uy, pues nosotros queríamos devolver / reasignar los recursos, pero pues hubo grupos que se opusieron”. Si se trata de bajar topes de campaña, hacer esquemas mixtos de financiamiento, obligar aún más a la transparencia a los partidos, reforzar la fiscalización y sobre todo bajarle el dinero que reciben debe hacerse, pero bajo ningún motivo puede desaprovecharse la oportunidad de sacar algo bueno en medio de la tragedia de los sismos.

Septiembre se terminó. Ahora hay que continuar con la etapa de reconstrucción, de seguimiento, de deslinde de responsabilidades y de retomar los temas que quedaron pendientes. Después de pasada la emergencia, un gobierno que no pudiera hacer todo al mismo tiempo no debería seguir en el poder.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: