Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 22 Noviembre 2017 | 

1

55

34

Secciones

Miércoles 22 Noviembre 2017 | 

1

55

34

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Bueno, pero, ¿y el fideicomiso?

Arturo Mendoza Díaz/
Analista | Miércoles 13 Septiembre 2017 | 00:01:00 hrs

En cuestión de los dineros que produce la ciudad, no existe una situación más justa, cuando menos en el papel, que la referente al destino de los recursos que por concepto de peaje se recaudan en los puentes internacionales.

Y, sin embargo, nada ha estado más lejos del alcance de la gente y de traer beneficios a nuestra olvidada comunidad, que los millones de pesos aportados por los mismos habitantes de la frontera en el momento de cruzar la línea divisoria.

Para el caso, sin duda estamos peor que antes. Y es que en tiempos no lejanos al menos se le entregaba al municipio de Juárez un determinado porcentaje del dinero recaudado en un año. No era lo que se pedía, pero algo es algo.

Entonces se soñaba, a modo de meta inalcanzable, con que el total de los fondos que se juntaban en las casetas de cobro de los puentes fuera para esta urbe, cuyos habitantes eran quienes hacían el desembolso que generaba el recurso.

Mas nunca se tuvo un logro más allá de que se aumentara el porcentaje que se dejaba aquí. Nunca, ni siquiera con el presidente carismático que era Adolfo López Mateos ni con los subsiguientes emanados del Partido Revolucionario Institucional.

Según Vicente Fox, coloquialmente hablando, echaría fuera del Gobierno a las víboras, las tarántulas y todas las otras alimañas, para componer los entuertos. Empero eso quedó en palabrería, y más lo de la recaudación del peaje.

Con Felipe Calderón fue lo mismo. Nadie quería soltar la gallina de los huevos de oro que eran los puntos por donde se pasaba de México a Estados Unidos mediante un pago. Nadie, hasta que entró en escena Enrique Peña Nieto.

En efecto, fue el presidente actual, quien, sin hacer tanto aspaviento ni incurrir en retórica vana, en una decisión que le honra, entregó a Juárez enteramente ese patrimonio acumulado por los juarenses al cruzar la línea divisoria.

Empero, al ser un bien de consideración, debían llenarse ciertas formalidades, que fue algo en lo que hubo acuerdo. De ese modo tenía qué ser. Por eso ahora hay de por medio un fideicomiso que maneja lo relativo a los recursos.

Lamentablemente, todo devino en una intrincada burocracia que dificulta la realización del objetivo para el que nació el fideicomiso, que es el concerniente a que el dinero que se reúna a través del cobro de peaje beneficie a esta ciudad.

Por cierto, aunque poca, hay inversión. Gustavo Elizondo, director del Fideicomiso, aludió al recarpeteo de vialidades y a 80 millones de pesos aportados para construir el Centro de Investigación e Integración de Tecnologías Avanzadas.

Hasta aquí nada hay anómalo, pero no se está hablando de trastupijes sino del hecho de que la cesión del total de los fondos generados por el cobro de peaje en los puentes internacionales no ha respondido a las expectativas del ciudadano.

Tal parece que hace falta desamortizar esos bienes, los cuales han estado durmiendo el sueño de los justos, a juzgar por el exiguo monto empleado, y  a que, además, se les pretende dar un fin que no es el establecido, de mejorar las calles.

Las carencias de Juárez son elementales y de infraestructura urbana. Esto lo sabe cualquier persona que haya andado por colonias precaristas, donde se manifiesta la pobreza de forma cruda, y las calles están peor que un monte rústico.

Así, no hace falta tener más de dos dedos de frente para saber que en vez de planear una ciudad del futuro con dinero del peaje que se use para investigar tecnología avanzada, necesitamos en lo inmediato una ciudad digna, con banquetas y pavimento.

Debido a eso le pedimos a quien corresponda, un manejo de los fondos con menos discrecionalidad, a fin de que se apliquen a la voz de “ya” en aquello para lo que se asignaron, y en un monto suficiente, en coordinación con el Gobierno municipal.

Si en el Congreso Isela Torres le hizo un exhorto al director del Fideicomiso, la senadora Lilia Merodio solicita que se revise el destino de los fondos, y Armando Cabada, alcalde de Juárez, urge a que se use el dinero, ¿qué se espera para ello? ¿acaso se quiere una manifestación popular?.

Algún goce tiene qué tener Juárez de ese dinero que es suyo. Entre problemas como el de la pobreza, el mal gobierno y, de nuevo, una violencia recrudecida, esos recursos tan llevados y traídos deben invertirse en su mejoramiento inmediato.

[email protected]


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: