Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 20 Septiembre 2017 | 

12

29

01

Secciones

Miércoles 20 Septiembre 2017 | 

12

29

01

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sobre políticas públicas

Adela S. González/
Analista | Lunes 11 Septiembre 2017 | 00:01:00 hrs

La peor herencia que las administraciones municipales reciben en cada cambio consiste en el  abandono  de la infraestructura que hace funcional, atractiva y cómoda a cualquier ciudad. En Juárez, el abandono más visible se advierte en las calles acompañadas de desaseo, falta de señales, banquetas, etc.

Esto es algo que siempre la sociedad ha reclamado a sus gobernantes y algo que  invariablemente forma parte del ofrecimiento político: trabajar para mejorarla. Recuérdese que  Armando Cabada inició su promoción a la presidencia local argumentando hartazgo por las condiciones en que veía a la ciudad; continúa igual y peor en algunos sectores por las afectaciones de las lluvias.

Se han registrado esfuerzos poco relevantes para la mejoría urbana siempre conectados al endeudamiento. Es pésima costumbre no dar continuidad a lo que unos empiezan y dejan inconcluso y siempre intentando borrar huella del antecesor.

Dichos esfuerzos –escasos y para nada tendientes a la durabilidad- se pierden junto con los millones y millones gastados. El Plan de Movilidad Urbana del que poco se habla pese a que la deuda está ahí, es  ejemplo de lo mal que se hacen las cosas. La ciudad debe además 348 mdp “herencia” del gobierno temporal de Javier González Mocken para alumbrado público con secuencia nada grata para el alcalde Cabada y su proyecto de iluminación total.

Lo anterior invita a reflexionar sobre el cómo y por qué siguen las políticas públicas que durante décadas han resultado infructuosas para Juárez donde el detrimento, paralelo al desordenado crecimiento que enfrenta desde las últimas décadas no enseña más que corrupción, desinterés y falta de conocimiento de quienes han tomado la batuta en el gobierno local.

El bien recordado alcalde panista, Francisco Villarreal, creó para efectos de planeación urbana el IMIP (Instituto Municipal de Investigación y Planeación) que nunca ha atendido cabalmente sus objetivos, siendo una dependencia más, colmada de burócratas preparados pero desutilizados y muy costosa para el erario.

A punto de cumplirse un año de gobierno independiente, y fuera del frustrado proyecto de iluminación, Juárez no ha recibido anuncio de obra importante y mucho menos, la atención debida a su principal problema urbano: el deterioro de las calles multiplicado exponencialmente por los interminables baches, y hundimientos, ahora llamados socavones.

No hay un plan de políticas públicas definidas que intenten al menos arreglar un tanto la agobiante cauda de problemas urbanos. En cambio, acaban de anunciarse dos proyectos intrascendentes que ponen a pensar hasta dónde dan por válida la conformidad de los juarenses que deben aceptar sin más lo que se dispone y presume va a ser  de utilidad social.

El Diario incluyó en su edición del 4 de septiembre declaraciones del titular de Planeación y Evaluación Juan Enrique Díaz Aguilar sobre una ciclo vía con renta de bicicletas incluso para ir a El Paso, y un corredor de seguridad exclusivo para mujeres, con casetas, servicios, botones de pánico  y, seguramente pintados de rosa para eliminar dudas sobre utilización restringida al género contrario. La mente sobre vuela las escuelas donde los niños van a aprender y  formarse como ciudadanos, sin servicios como los incluidos en este paquete que costará al municipio seis y 25 millones, respectivamente.

Si entendemos por políticas públicas el propósito gubernamental de satisfacer intereses  y necesidades comunes alejadas de la proyección política, poco margen tiene lo anterior de abonar a la meta de funcionalidad, estética y comodidad urbana.

Dentro del proyecto municipal se anuncia una nueva colonia “independiente”. Ante la precariedad de la periferia y extensas zonas de la ciudad, ¿es necesario un nuevo asentamiento?



[email protected]


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: