Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 23 Noviembre 2017 | 

4

23

04

Secciones

Jueves 23 Noviembre 2017 | 

4

23

04

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Contra Anaya

Sergio Sarmiento | Lunes 11 Septiembre 2017 | 00:01:00 hrs

  • Relacionadas
Imagen Nota Relacionada

Arranca Zavala recolección de firmas

Ciudad de México— Ricardo Anaya, presidente del PAN, afirma que hay una campaña de desprestigio del gobierno en su contra. Es muy común que los políticos a los que se cuestiona ofrezcan este tipo de respuestas, pero tras revisar la información disponible encuentro que Anaya tiene razón.

Primero se le acusó de tener a sus dos hijos pequeños en una escuela privada en Estados Unidos entre agosto de 2015 y agosto de 2017. Después se afirmó que su familia política se había enriquecido al pasar de seis propiedades con valor de 21.9 millones de pesos en 2003 a 33 con valor de 308 millones de pesos hoy. La tercera acusación hasta ahora (supongo que vendrán más) es que Anaya se benefició de una expropiación realizada por el gobierno de Querétaro en 1997.

La primera acusación no tiene mucho que revisar. Ninguna ley prohíbe enviar a los hijos a estudiar al extranjero. Es común que lo hagan las familias mexicanas de forma temporal. Anaya tiene la capacidad económica para pagarlo. En su aclaración patrimonial, que es pública, la familia declara ingresos mensuales por 457 mil pesos, de los cuales 48 mil pesos son por el sueldo de Anaya como presidente del PAN. Su esposa gana 57 mil pesos mensuales de actividades profesionales y 107 mil pesos mensuales por alquiler de locales. Otros 245 mil pesos provienen del alquiler de locales de la empresa CINTLA.

El valor que se atribuye a las propiedades de la familia política de Anaya es probablemente una subestimación. Una lista parcial proporcionada por Anaya incluye varios hoteles, una cadena de restaurantes y locales comerciales con un valor conjunto claramente superior a los 308 millones de pesos. Pero cuidado. La mayoría de estas propiedades fueron adquiridas antes del primer cargo público de Anaya, en 2003, como secretario particular del gobernador de Querétaro. En contraste, el Fraccionamiento Fuentes Residencial que se le atribuye en Querétaro no es de la familia Martínez Díez sino de Óscar Huerta Tamayo. En ninguna de las acusaciones, por otra parte, se ha señalado cómo supuestamente Anaya ayudó a su familia política. Ninguna de las empresas tiene más tratos con el gobierno que pagar impuestos.

En el caso de la expropiación, ésta la hizo el gobernador priista Enrique Burgos en 1997, cuando Anaya tenía 17 años. Los terrenos fueron vendidos en 2007 por el gobierno de Querétaro a Tayson S.A. de C.V., que los fraccionó en 120 lotes y en 2008 vendió 50 a la firma Park Development. En 2014, cuando el PRI gobernaba Querétaro y el país, Anaya compró un solo lote en 66 dólares por metro cuadrado, pagando al final 10 millones de pesos. Anaya construyó una nave industrial por 35 millones de pesos con dos créditos bancarios y vendió la nave y el terreno en 2016 en el equivalente en dólares de 53 millones de pesos. El rendimiento de 5 por ciento anual en dólares no es espectacular.

¿Por qué afirma Anaya que las acusaciones vienen del gobierno? Los rostros de la familia política de Anaya publicados por El Universal como si fueran miembros de una banda de delincuencia organizada son las fotografías digitales de los pasaportes sin la marca de agua. Sólo la Secretaría de Relaciones Exteriores o Plataforma México tienen esas fotos.

Anaya tiene muchos defectos. Usó los tiempos del PAN para promoverse y paró la integración de la mesa directiva de la Cámara de Diputados. Pero ni él ni su familia política parecen haberse enriquecido indebidamente. El gobierno federal, en cambio, sí parece empeñado en difamarlo.

Terremoto

La destrucción en Chiapas y Oaxaca es enorme. La muerte de 90 personas es una tragedia. Pero con una magnitud de 8.2 grados, el sismo del 7 de septiembre provocó menos daños que el de 1985 de 8.1. No es cuestión de magia, sino de condiciones geológicas.

Twitter: @SergioSarmiento


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: