Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 20 Septiembre 2017 | 

12

29

37

Secciones

Miércoles 20 Septiembre 2017 | 

12

29

37

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

¿No hay quinto malo?

Vianey Esquinca/
Analista | Lunes 04 Septiembre 2017 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México— El presidente Enrique Peña Nieto llegó a su quinto informe de gobierno flaco, ojeroso, cansado y ¿sin ilusiones? Esto último no se sabe con seguridad, pero las encuestas de su aprobación y las de intención de voto para las elecciones presidenciales del próximo año, le quitarían la ilusión a cualquiera.

Ayer, el mandatario dio un mensaje en Palacio Nacional. Como siempre sucede con todos los presidentes y sus informes o mensajes, a él también se le cuestionó no ser autocrítico. Sin embargo, esto no iba a suceder por dos razones. La primera es que es una fiesta del Presidente y nadie va a inmolarse en su celebración, y segundo, porque esta administración no incluyó la palabra autocrítica en su diccionario.

Ése ha sido el problema durante estos cinco años. Pese a la gravedad de los escándalos y las crisis que ha enfrentado el gobierno como son Ayotzinapa, la Casa Blanca, espionaje, aumento de la violencia y muchos etcéteras más, nunca se ha visto una respuesta contundente que hiciera pensar que en Los Pinos se estaba recapacitando o cambiando.

Al contrario, se la pasaron dilapidando una y otra vez el capital político y la credibilidad que les quedaba. Una muestra de esto se está dando en los últimos días. Los priistas, en complicidad con los del Partido Verde y algunos panistas, están decididos a convertir al procurador Raúl Cervantes en el próximo fiscal general. Todo indica que prefieren cuidarse las espaldas antes de mostrar vergüenza y consideración ante las voces que cuestionan esta pretensión. Seguramente en Los Pinos hacen el cálculo de que éste es un tema para el círculo rojo y para los informados. En la Presidencia, como siempre, “están viendo y no ven”.

Además, en estos cinco años Enrique Peña Nieto siguió arrastrando percepciones, injustas o no, a nivel personal. No hubo campaña o acción que lograra cambiarle la imagen de inculto que fue forjada desde su campaña. Esta situación se convirtió en el tema preferido de la memegrafía popular: “Échate la de felices los 4. Señor soy Malala no Maluma”, “Ya te dije que no soy Gaspar el rey mago, soy el rey saudí Salman bin Abdelaziz”, “¿Qué opina del papanicolau?, que me caía mejor el papa Juan Pablo II”, son ejemplos de lo que se convirtió en el meme nuestro de cada día.

Pero tampoco lo han ayudado sus colaboradores. Los escándalos que protagonizaron el extitular de Pemex Emilio Lozoya Austin; el extitular de la SCT, Carlos Ruiz Sacristán, o los gobernadores priistas, entre otros, contribuyeron en crear la imagen de corrupción. Incluso la primera dama que estaba destinada para ser un activo de su administración, se convirtió en un dolor de cabeza y fuente de chismes y rumores.

Todo esto ha creado la tormenta perfecta en la imagen presidencial que se refleja en las encuestas, porque si bien lo bueno cuenta y cuenta mucho, lo malo cuenta y cuenta más.

Al Presidente le quedan muy pocos meses antes de que se convierta en un lame duck, término usado para describir a quien está próximo a dejar el cargo, lo cual se acentuará cuando el candidato del PRI a la Presidencia sea elegido. Le quedan muy pocos meses de gobierno efectivo, por eso cada acción que tome debe preguntarse: ¿cómo quiere que lo reciban en los restaurantes en los que llegue a comer?, ¿podrá ir libremente por las calles sin que le digan algo?, o ¿se irá a vivir a Irlanda unos cuantos años? Debe pensar en el legado que va a dejar y para qué le alcanza en el futuro, porque lo que sí es muy poco probable es que una universidad internacional de prestigio lo invite a ser catedrático o a dirigir alguna de sus escuelas.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: