Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 21 Agosto 2017 | 

4

06

16

Secciones

Lunes 21 Agosto 2017 | 

4

06

16

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

El deterioro de la ciudad

Samuel F. Velarde
Académico | Martes 08 Agosto 2017 | 00:01:00 hrs

Los que tenemos viviendo desde los 60s en Juárez percibimos que la ciudad creció en número de habitantes y extensión territorial, pero muy escasamente en calidad urbana.

Ha crecido la ciudad con islotes de modernidad (centros comerciales) pero con un perfil de mala planeación urbana. Es cuestión de hacer un recorrido analítico por nuestras calles y avenidas para darse cuenta del sistemático deterioro de sus vialidades.

Lo más grave del asunto es que una ciudad con características de deterioro, difícilmente propicia un ciudadano comprometido y solidario con su entorno inmediato.

Hay grandes ciudades en el país que por su misma complejidad difícilmente se conservan como ‘’espejo’’, sin embargo se conocen políticas públicas urbanas de rescate de espacios o de construcción de otros.

Una de las cosas que afectan a esta ciudad es su imagen en relación a la limpieza, es fácil observar basura, tierra, partes de neumáticos reventados por cualquier avenida importante, en los diferentes pasos a desnivel no falta la arena y hasta partes de autos que tuvieron algún siniestro.

Lo sorprendente, que no haya un departamento especial para hacer labores de mantenimiento, se hace la obra (monumento, jardines, corredores etc.) pero luego nadie se encarga de ellos. No existe una política de conservación.

Por supuesto que esto se ve reflejado en una ciudadanía que se acostumbra paulatinamente a vivir en un entorno sucio, antiestético, que denigra a la ciudad y al ciudadano mismo, al no ofrecerle un espacio digno.

Otro fenómeno: las estrechas banquetas que debilitan la seguridad del peatón, que lo convierten en personas de segunda, esta es una ciudad que desprecia al peatón, para rendirle culto al automóvil.

Una de las cosas que llama la atención es una obra en la Gómez Morín que la inauguró la autoridad municipal, sin embargo tiene tales características el camellón central, que sin ser uno arquitecto o ingeniero civil se pregunta ¿Por qué se hicieron una especie de albercas como si fuera a criar patos?, es decir la lógica simple choca con una realidad totalmente risible.

Y no es que se critique por criticar, sino como ciudadanos que somos, usuarios de nuestros espacios públicos, observamos nuestras carencias y errores y vemos que muchas soluciones no son tan difíciles, tal vez lo que haga falta es una actitud de verdadero compromiso, ética y seriedad.

Hace poco este diario publicó acerca de la necesidad de más espacios recreativos, sin duda es verdad, donde los ciudadanos puedan tener un sano esparcimiento, pero estos espacios deben estar dirigidos por profesionales, no me imagino el bosque de Chapultepec de la ciudad de México dirigido por un burócrata sin el conocimiento adecuado.

La ciudad nos da cobijo, relaciones sociales, satisfacción de necesidades, pero también necesita tener una imagen que refleje compromiso de la autoridad y  participación ciudadana, tal vez sea mucho pedir bajo nuestras actuales circunstancias.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: