Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 21 Agosto 2017 | 

4

11

09

Secciones

Lunes 21 Agosto 2017 | 

4

11

09

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Corrupción judicial garantizada

Gerardo Cortinas Murra
Abogado | Lunes 07 Agosto 2017 | 00:01:00 hrs

En estricto cumplimiento al principio federal mexicano, la adecuación legal del Sistema Estatal Anticorrupción de Chihuahua (SAE) -cuyo procedimiento legislativo aún no concluye- deberá sujetarse a los principios constitucionales establecidos en la llamada ‘reforma anticorrupción’ del 2015. Por ello, el “gran trabajo procesal” de los diputados locales en esta materia, conlleva una enorme responsabilidad que muchos analistas han cuestionado, dada la sumisión política que han demostrado ante las iniciativas ejecutivas presentadas por Javier Corral.

A mi parecer, la reforma constitucional en materia de anticorrupción, aprobada hace unos días, acredita la ignorancia de los diputados en este tópico; lo cual genera que el SAE sea inconstitucional, ya que se omite (¿involuntariamente?) plasmar en la Constitución Local los principios anticorrupción aplicables al Poder Legislativo y a los 67 municipios del Estado.

En cuanto al Poder Judicial, la reforma constitucional local violenta los principios establecidos en el pacto federal, en virtud de que se crea un régimen especial para los funcionarios y empleados judiciales al establecer, de manera expresa, que “para la investigación, substanciación y sanción de las responsabilidades administrativas de los miembros del Poder Judicial, se estará a lo dispuesto al procedimiento de vigilancia y disciplina que se prevea al interior de dicho Poder…”

De esta manera, el Congreso valida el procedimiento sumarísimo para determinar las responsabilidades de los funcionarios y empleados judiciales, establecido en la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ); a pesar de que tal procedimiento violente, en perjuicio de las partes, las formalidades esenciales del procedimiento sancionatorio, ya que no se consignan plazos ni etapas procesales; tal y como se acredita a continuación:

1) “Se enviará una copia del escrito de denuncia al funcionario o empleado para que, en un término de cinco días hábiles, formule un informe sobre los hechos y ofrezca pruebas. El informe deberá referirse a todos y cada uno de los hechos comprendidos en el escrito de denuncia... Se presumirán confesos los hechos sobre los cuales el denunciado no suscitare explícitamente controversia”.

2) “Recibido el informe y desahogadas las pruebas, si las hubiere, se resolverá dentro de los tres meses siguientes sobre la existencia de responsabilidad, en su caso, se impondrá al infractor las sanciones administrativas correspondientes, y se notificará la resolución al interesado”.

En cuanto a los plazos de prescripción, la LOPJ también es obsoleta porque la Ley General de Responsabilidades Administrativas (LGRA) -cuya vigencia inició el 18 de julio del 2017- establece que “la facultad para imponer sanciones por la comisión de faltas administrativas no graves, prescribirán en tres años, contados a partir del día siguiente al que se hubieren cometido las infracciones, o a partir del momento en que hubieren cesado. Y tratándose de faltas administrativas graves, el plazo de prescripción será de siete años”.

En cambio, la LOPJ establece que la facultad para iniciar el procedimiento administrativo “prescribirá en seis meses” si el daño causado no excede de 200 veces la Unidad de Medida y Actualización. Y en los demás casos, prescribirá en tres años. Es decir, la LGRA hace referencia a la facultad para imponer sanciones; y la LOPJ, a la facultad para iniciar el procedimiento. La incongruencia legislativa es evidente.

Por otra parte, la LOPJ restringe el derecho constitucional de los ciudadanos chihuahuenses para formular denuncia popular al condicionar su presentación a un plazo de 15 días posteriores “al que tenga conocimiento de los hechos”; y de no ser así, caducará el derecho del denunciante. Sin embargo, conforme al principio pro persona, dicho plazo debe ampliarse a, cuando menos, seis meses; de lo contrario, los actos ilícitos y/o la conducta inmoral de magistrados y jueces quedarían sin castigo alguno.

[email protected]


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: