Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 21 Agosto 2017 | 

4

05

29

Secciones

Lunes 21 Agosto 2017 | 

4

05

29

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

La llamada incómoda

Vianey Esquinca
Analista | Lunes 07 Agosto 2017 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México— El 27 de enero de 2017, a unos días de que Donald Trump llegara a la Casa Blanca, sostuvo una llamada telefónica con el presidente de México, Enrique Peña Nieto. Esa conversación, de poco menos de una hora, estuvo en medio de la polémica cuando días después se filtraron supuestos fragmentos de esa plática, los cuales sirvieron como armamento de ataque en contra del gobierno federal.

En ese momento se dijo, entre otras cosas, que Estados Unidos había amenazado con enviar a sus tropas para combatir a los “bad hombres”. La historia completa, según la versión estenográfica que liberó este jueves el periódico estadunidense The Washington Post de la dichosa llamada, demostró otra historia.

Sin embargo, no hay que esperar que quienes filtraron, reprodujeron, avalaron y utilizaron esas supuestas filtraciones vayan a recular diciendo que se equivocaron, no, al contrario, es altamente probable que sigan utilizando lo que les convenga para construir “su verdad”. Seguramente dirán: “En un fragmento de la conversación, Trump dice: ‘Tienes hombres muy duros en México y podrían necesitar ayuda y nosotros estamos dispuestos a ayudarte… Sé que es un grupo duro de personas. Tal vez sus militares tienen miedo de ellos, pero nuestros militares no tienen miedo, y nosotros les ayudaremos con eso 100% porque está totalmente fuera de control’, eso es una amenaza muy contundente que está presente entre líneas y de forma muy velada, pero que no hay lugar a dudas de que Trump amenazó con enviar militares”.

También se afirmó que supuestamente Trump había dicho que no necesitaba de los mexicanos ni de México, que iban a construir el muro y que el país lo iba a pagar les gustara o no, la realidad fue que el estadunidense pidió al mexicano que dejara de decir que no pagarían el muro porque éso lo iba a tomar la prensa y él no podía vivir con ello.

Sobre el tema de la sumisión, tampoco van a cambiar su versión: “Por supuesto que hubo sometimiento, porque a lo largo de la conversación se escucharon frases tan serviles como: ‘¿Cómo está usted? Qué bueno hablar con usted’; ‘Aprecio profundamente la apertura de su equipo’, ‘Quiero agradecerle personalmente’, ‘Yo lo exhortaría, señor Presidente, a que dejemos espacio para buscar una nueva solución entre nuestros países’”.

Y es que, seguramente, los que después de leer la versión completa continuaron diciendo que Peña Nieto se había humillado, hubieran preferido que le dijera a su homólogo: “mira pinche gringo, estás muy pend!%&% si piensas que voy a dejar de decir que México no va a pagar el muro y como estoy hasta la madre de tus penD#$&%, te voy a colgar”.

Pero por supuesto si algo medianamente similar hubiera dicho Peña, entonces igualmente hubiera ardido Troya: “¿Qué se está creyendo el Presidente al mandar al cuerno al hombre que gobierna el país más poderoso del mundo, nuestro principal socio comercial?, ¿con quién vamos a trabajar para combatir el narcotráfico, qué tenía en la cabeza?”.

Hubo también quienes señalaron que durante la conversación no se veía una clara agenda bilateral de parte de Enrique Peña. Parece que esos críticos esperan que la llamada se convirtiera en una Cumbre o una visita de Estado.

Pegarle al Presidente se ha convertido en un deporte nacional altamente rentable, fácil y cómodo, y el gobierno federal se esmera todos los días para que no decaiga esa práctica en la población. Sin embargo, cuando se llega a los extremos de la crítica gratuita y el regateo político que no conceder una sola, se cae en la mezquindad tan común en nuestros tiempos.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: