Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 16 Octubre 2017 | 

18

14

14

Secciones

Lunes 16 Octubre 2017 | 

18

14

14

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Venezuela, la suerte está echada

José Rubinstein/
Analista | Sábado 05 Agosto 2017 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.– Al más fiel estilo de la Alemania nazi o de las purgas estalinistas, en Venezuela el líder opositor Leopoldo López, así como el despojado alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, fueron violentamente sacados, de madrugada, de sus respectivos hogares, donde cumplían arresto domiciliario, sin orden judicial ni previo aviso, por elementos encapuchados y armados del Servicio Bolivariano de Inteligencia —Sebin— y reencarcelados en la prisión de Ramo Verde, inculpados de perpetrar un supuesto plan de fuga, acción ocurrida apenas al día siguiente de haberse consumado la farsa electoral adjudicante de suprapoderes al hoy dictador Nicolás Maduro.

La incipiente Asamblea Constituyente, de acuerdo a datos del Consejo Nacional Electoral, recibió apenas 3.7 millones de votos, no los 8.1 millones anunciados. Incluso la empresa responsable de la tecnología informática electoral, Smartmatic, corroboró que los resultados fueron manipulados. La referida Asamblea será conformada por 545 constituyentes, entre los cuales figuran Cilia Flores, cónyuge presidencial, y el descollante vástago de ambos, Nicolasito, quien, a sus escasos 27 años —“soldado de Chávez hasta más allá de la muerte”—, aportará su experiencia para la redacción de la nueva Carta Magna. Más de 20 países, incluyendo México, además de Estados Unidos, Suiza, la Unión Europea, el Parlamento Europeo y connotados organismos internacionales han rechazado el resultado de la Asamblea Constituyente, convocando a reunión de emergencia para el próximo 8 de agosto en Perú. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, denunció que en Venezuela se consuma el fraude electoral más grande de la historia de Latinoamérica.

El diputado opositor Julio Borges, presidente de la democráticamente electa Asamblea Nacional, reclamará en la Fiscalía General el proceso electoral constituyente. La otrora chavista fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, reprueba contundente los comicios: “El resultado que se anunció fue tramposo”. La CIDH condenó energéticamente la detención de Leopoldo López y Antonio Ledezma: “Retroceso que agrava la crisis venezolana”. Estados Unidos confirmó la congelación de los posibles activos de Nicolás Maduro bajo su jurisdicción, prohibiendo a ciudadanos o entidades estadunidenses realizar cualquier tipo de transacciones con él en lo personal. Adicionalmente, Trump responsabilizó a Maduro por la integridad física de los presos Leopoldo López y Antonio Ledezma. Al respecto, Nicolás Maduro replicó que él no recibe “órdenes imperiales”.

Gracias al querido baluarte del IPADE, Sergio Raimond, me enteré de la fórmula de Radbruch, difundida en 1946, luego de los crímenes de la Segunda Guerra Mundial, la cual sostiene que, a nivel internacional, “se puede negar la validez de las leyes tremendamente injustas”. La extrema injusticia de una norma hace que ésta sea jurídicamente inválida. El derecho supralegal se evalúa a partir de los derechos humanos. En la práctica, la fórmula de Radbruch ha sido utilizada en casos límite; ejemplo: la Ley de la Frontera, en Alemania, facultaba a los militares a disparar contra quienes, sin autorización, intentaran cruzar el muro. Cuando se dio el caso, dos militares implicados fueron sancionados por el Tribunal Supremo Federal, resolviendo que dichas leyes contravenían los derechos humanos —vida libre y circulación—, de acuerdo con los principios contemplados en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Pregunto: de llegar a promulgar la Asamblea Constituyente de Venezuela nuevas leyes contrarias a los derechos humanos, ¿sería aplicable la fórmula de Radbruch?

En México, la Mesa Directiva de la Comisión Permanentemente, sin el aval del PRD, del PT y de Morena, se pronunció contra los resultados de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela. Los referidos partidos de izquierda abogan por la no intervención y autodeterminación de los pueblos. ¿Permanecer pasivos frente a la situación de millones de venezolanos que, en la inopia, impotentes atraviesan el umbral de una desquiciada dictadura?

Los acontecimientos se agolpan en Venezuela. El canciller nombrado hace un mes ha sido reemplazado por el yerno de Hugo Chávez, Jorge Arreaza. Nicolás Maduro juramentó a 510 integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente, con la encomienda de “tomar el mando de la Fiscalía y revisar la impunidad de los diputados”. La instalación de la Constituyente está programada para hoy por la mañana en la sede de la Asamblea Nacional, dominada por la oposición. Los 112 diputados opositores, integrantes del Movimiento Unido Democrático —MUD— ¿abandonarán dócilmente el emblemático recinto, último reducto democrático en Venezuela? Por supuesto que no.

La suerte está echada. Nicolás Maduro no cederá ni un ápice. La afligida población, que poco le queda que perder, no abandonará voluntariamente las calles. Mal presagio.

Y hay quienes se oponen a la implicación de la comunidad internacional.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: