Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 26 Julio 2017 | 

4

41

48

Secciones

Miércoles 26 Julio 2017 | 

4

41

48

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Dos maestras

Sergio Sarmiento | Martes 16 Mayo 2017 | 00:01:00 hrs

Antes era muy sencillo. En política, si se hablaba de "la maestra" a secas, sin nombre ni apellido, se entendía una referencia a Elba Esther Gordillo, la dirigente del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación. Hoy la situación es más ambigua: una mención a "la maestra" suele referirse a Delfina Gómez Álvarez, la candidata de Morena al gobierno del Estado de México.

No sólo hay ya dos "maestras" en política, sino que por azares del destino se han aliado en una misma causa. Esto sorprende porque Delfina ha sido postulada por Andrés Manuel López Obrador.

La maestra Gordillo dedicó toda su fuerza política a derrotar a Andrés Manuel en la elección presidencial de 2006, y lo consiguió, apenas. La mínima diferencia en el resultado final ha sido atribuida a la intervención de Elba Esther, quien buscó encauzar el voto del millón de maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación a Felipe Calderón y operó políticamente a favor del candidato del PAN. Esta cooperación fue en parte recompensada cuando Calderón dio el cargo de subsecretario de educación básica a Fernando González, yerno de Gordillo.

La animadversión entre López Obrador y Elba Esther ha sido notoria desde entonces, pero la decisión del presidente Enrique Peña Nieto de encarcelar a la maestra modificó el entorno.

Otro elemento de cambio fue la designación de Josefina Vázquez Mota como candidata del PAN al gobierno mexiquense. Las diferencias entre Vázquez Mota, cuando fue Secretaria de Educación en el gobierno de Calderón, y la maestra fueron profundas y constantes. Al final Gordillo ganó la batalla y forzó la destitución de Vázquez Mota como titular de la SEP, pero el menosprecio entre ambas persiste.

En la actual campaña del Estado de México, Elba Esther ha decidido apoyar a la otra maestra, a Delfina. No es un respaldo por convicción a una candidata con la que tenga afinidad ideológica. La maestra Gordillo ha escogido a Delfina porque era la única opción que le quedaba. Ni Alfredo del Mazo, tan cercano al presidente Peña Nieto, ni Josefina son aceptables para Elba Esther. Delfina era la única candidata posible para una dirigente magisterial que es también maestra en el arte de sacar provecho de sus intervenciones políticas.

El respaldo de Elba Esther a Delfina se ha manifestado en el hecho de que los principales operadores de Gordillo, como Rafael Ochoa, ex secretario general del SNTE, y Fernando González han participado en reuniones de respaldo a Delfina, como la de Tlalnepantla del 13 de mayo con maestros de la sección 36. Elba Esther no quiere ser vista como la mano que mece la cuna. González ha declarado que no sabe si su suegra está apoyando a Delfina, pero añade: "Tampoco me sorprendería., porque se trata de una maestra con grandes cualidades, más allá de las filias, fobias o ánimos."

López Obrador ha mantenido silencio ante este inesperado respaldo a su Delfina. Y no sorprende. A Gordillo la ha presentado siempre como una de las principales integrantes de la mafia del poder. No es tan fácil darle hoy un nuevo papel, como educadora comprometida con la honestidad valiente de los candidatos de Morena.

Pero no nos sorprendamos si hay cambios en el futuro. Ahí está el caso de Manuel Bartlett, quien durante tanto tiempo fue repudiado por la izquierda como el gran orquestador del fraude electoral de 1988, sólo para que hoy se le presente como un senador progresista gracias a su cercanía con López Obrador.

Silencio de Rulfo

Se cumple hoy un siglo del nacimiento de Juan Rulfo quien, con solo dos libros, El llano en llamas y Pedro Páramo, se convirtió en un referente de la literatura mexicana. Rulfo dejó de publicar tras la salida de Pedro Páramo en 1955. Sus razones siguen siendo discutidas.

Twitter: @SergioSarmiento 


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: