Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 26 Mayo 2017 | 

14

49

24

Secciones

Viernes 26 Mayo 2017 | 

14

49

24

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Querido profesor

Vianey Esquinca
Analista | Lunes 15 Mayo 2017 | 00:01:00 hrs

Hoy se celebra el día del maestro. Felicidades a todos aquellos profesores que realmente ayudan a la formación de miles de niños y niñas en el país. Se convierten en una pieza angular de la educación que merece el reconocimiento de todos los mexicanos.

Pero ¿qué pasaría si los políticos mexicanos decidieran convertirse en maestros de tiempo completo? El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, enseñaría a ‘ler’ a todos los alumnos; Jorge Castañeda le heredaría su plaza a Armando Ríos Piter; el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, sería conocido como el maestro viajero, pues preferiría andar dando clases en escuelas de otros estados en lugar de enseñar en la suya.

La candidata de Morena a la gubernatura del Estado de México, Delfina Gómez, regresaría a clases para ser una maestra muy barco, pues todo le parece “requetebien”. Además, dejaría sacar a todos los niños sus acordeones en los exámenes. A ella le pasó en el último debate entre candidatos cuando se le quedaron pegados dos post-it con anotaciones, en la lámina que estaba mostrando.

Hablando de trampas, otro maestro que no sólo dejaría a los niños sacar sus acordeones, sino que incluso los impulsaría y hasta les enseñaría cómo hacerlo, sería el diputado panista Marko Cortés, a quien lo cacharon cubriendo la mitad de su placa trasera con un cartón para evadir las fotomultas del gobierno de la Ciudad.

Otro candidato a la gubernatura del Estado de México, el priista Alfredo del Mazo, la pasaría muy mal porque todos los demás maestros estarían reclamándole ser familiar del director de la escuela, aunque trataría de quedar bien con las alumnas inventando la calificación rosa. En el caso de Josefina Vázquez Mota del PAN estaría buscando tener un millón de alumnos en su escuela y Juan Zepeda, del PRD, estaría todo el tiempo presumiendo que él ya se vio director del plantel donde enseña.

En el recreo, el gobernador Miguel Ángel Yunes pondría a sus alumnos a jugar a policías y ladrones, todos los días. Por supuesto, él encabezaría la labor de investigación y espionaje. También habría especialidades. En matemáticas nadie sería mejor que la excandidata de Morena por el municipio de Las Choapas, Veracruz, Eva “la recaudadora” Cadena, quien le entiende perfecto a las sumas y las restas, la multiplicación del dinero y la división de partidos.

En español y oratoria, el maestro mandamás sería Hilario Ramírez Villanueva, conocido como Layín, quien en el debate rumbo a las elecciones por la gubernatura de Nayarit, además de llegar tarde, dejó a todos con la boca abierta con su despliegue de elocuencia con frases como: “Como aquí el Jefe Cota, puras pinches mentiras”, “Édgar Veytia tiene que pagar con cárcel y tiene que devolver todo lo que se chingó”; “Para que desarrolle Nayarit y los nayaritas necesitamos empezar desde el primer escalón de la escalera, no del último para arriba”; “Yo como gobernador después de la toma de protesta, la polecía debe ser polecía de primer nivel”, “yo como gobernador apoyaré a todos los sectores al campo, a la ganadería, a la pesca, madres solteras, a los jóvenes de la tercera edad”.

El maestro más entusiasta de todos sería Andrés Manuel López Obrador, porque su grupo sería el único bien portado, con las mejores calificaciones, incapaz de copiar y si a alguno de sus discípulos lo cacharan haciendo algo mal, inmediatamente diría que es infiltrado de otro grupo o escuela o parte de la mafia escolar.

Afortunadamente ninguno de estos políticos ha dicho que piensa dar clases, de lo contrario serían un verdadero peligro para la educación de México.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: