Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 26 Julio 2017 | 

4

42

20

Secciones

Miércoles 26 Julio 2017 | 

4

42

20

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

De política y cosas peores

Armando Fuentes/
Escritor | Jueves 11 Mayo 2017 | 00:01:00 hrs

Don Algón, salaz ejecutivo, tenía una relación de carácter erótico-sensual con su linda secretaria Rosibel. Cierta mañana la acostó sobre el escritorio a fin de practicar , ambos ya sin ropa, lo que algunos pícaros, sin mostrar respeto alguno por las instituciones republicanas, llaman "el H. Ayuntamiento". Sucedió por desgracia que al cachondo señor se le olvidó asegurar la puerta de su oficina, la cual se abrió súbitamente para dar paso a una persona. Volteó don Algón; vio quién había entrado y luego le dijo en voz baja a Rosibel: "Es mi mujer. Actúa con naturalidad". Don Martiriano, el sufrido esposo de doña Jodoncia, se la pasa todo el tiempo vegetando. Ve jeta en la mañana, ve jeta en la tarde y ve jeta en la noche. En el vestidor del club de natación declaró el señor Cucoldo: "Estoy orgulloso de mi esposa. No sólo nada muy bien: también hace el amor maravillosamente". Acotó el entrenador de la mujer: "En honor a la verdad debo decir que la señora levanta mucha agua al hacer el braceo, pero en lo otro estoy totalmente de acuerdo". Un profesor extranjero fue a Venezuela a fin de evaluar la educación que se impartía en ese hermoso país. Escogió al azar un estudiante de universidad y le preguntó: "¿Quién escribió el Quijote?". Respondió el  interrogado: "Simón Bolívar". Hizo una anotación el visitante y continuó: "¿Quién escribió la Divina Comedia?". Contestó el estudiante: "Hugo Chávez". Apuntó el profesor en su registro y prosiguió: "¿Quién escribió Hamlet?". Repuso el universitario: "Nicolás Maduro". Ya no puso nada en su libreta el profesor. Meneó la cabeza y le dijo al alumno: "Se ve, muchacho, que no sabes nada de literatura". "Y se ve, señor -replicó el joven-, que usted no sabe nada de Venezuela". Esta historieta, seguramente apócrifa, refleja sin embargo la opresión bajo la cual viven los venezolanos, víctimas de un régimen dictatorial que ha anulado la libertad, ha clausurado la vida democrática y ha empobrecido a esa nación hermana. En tratándose de dictaduras nadie puede decir de esta agua no beberé. Aun los Estados Unidos, país que se precia de ser el más democrático del mundo, sufre ahora los excesos de un aprendiz de dictador que ha implantado un régimen personalista en cuyo centro actúa movido por caprichos, mentiras y prejuicios anacrónicos. No pensemos, entonces, que México está a salvo de ese mal. Quizá lo tenemos a la vuelta de la esquina. (El autor suspende la escritura y va a la esquina a ver si en efecto a la vuelta está ese mal. Esperaremos su regreso y daremos a conocer aquí mismo el resultado de su indagación). La exuberante laboratorista atrajo al jefe del laboratorio químico, y juntos llevaron a cabo el consabido rito natural. Al terminar el trance él le dijo a ella: "¡Caramba, Curieta! ¡Me habían dicho que eras sosa, pero a mí me pareciste más bien potasa!". El doctor Ken Hosanna le informó a su paciente, un hombre de madura edad: "Lamento decirle que está usted en inminente riesgo de sufrir un accidente cerebral que le quitará toda sensación en el lado izquierdo de su cuerpo". El señor se llevó la mano al bolsillo. Le indicó el facultativo: "No es necesario que me pague ahora". "No, doctor -repuso el añoso caballero-. Me estoy llevando al lado derecho todo lo que puedo". Un individuo fue a confesarse con don Arsilio, el cura párroco del pueblo. Le dijo: "Acúsome, padre, de que anoche estuve con Facilda Lasestas y le hice el amor tres veces seguidas". "Hijo -le contestó el buen sacerdote-, lo que me dices me suena un poco a presunción. Debes saber, sin embargo, que ése no es el récord". FIN


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: