Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 20 Noviembre 2017 | 

15

52

21

Secciones

Lunes 20 Noviembre 2017 | 

15

52

21

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

El spot de Del Mazo

Raymundo Riva Palacio/
Periodista | Jueves 11 Mayo 2017 | 00:01:00 hrs

La desesperación en el equipo de campaña de Alfredo del Mazo se nota. La muestra fue en el segundo debate entre aspirantes a la gubernatura donde, sin reconocerlo, admitió en Delfina Gómez a su principal rival a vencer, y la atacó sistemáticamente. ¿Era esa la estrategia?.

Dos días antes del debate, Alejandra Sota, quien le lleva medios, imagen, encuestas y propaganda, y fue una de las arquitectas de la estrategia mediática de guerra contra las drogas del presidente Felipe Calderón, decidió que la preparación final de Del Mazo la haría Gisela Rubach, una veterana consultora electoral de mano dura.

Una encuesta de la Presidencia que circuló en la víspera, también debió sumar alarmas. Aunque por décimas de punto arriba, Del Mazo va cayendo mientras Gómez va en ascenso, posiblemente a días de que se dé un cruce definitivo en la tendencia. Las cosas no pintan bien para el PRI en el estado cuna del grupo en el poder.

Los nervios se han extendido más allá del equipo de campaña, y las presiones que llegan de fuera están orillando a situaciones extremas. La metáfora de la confusión y los errores que está cometiendo el equipo de Del Mazo, es un spot listo para ser difundido que, para describirlo generosamente, raya en la sandez.

Lo titulan “¿Otra Vez un ‘Del Mazo’?”, y buscan proyectar el mensaje que las dinastías políticas no son malas, sino todo lo contrario.

El spot, sin embargo, está repleto de mentiras y de analogías fallidas. Para reforzar la idea de que el nieto e hijo de gobernadores puede ser gobernador también, sin que eso sea negativo, trazan dos comparaciones.

La primera es con John F. Kennedy, asesinado antes de cumplir su primer cuatrienio en el poder, quien, aunque formaba parte de una familia de políticos, nadie más, fuera de él, ha llegado a la Casa Blanca. La otra es con Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá cuyo padre, Pierre, ocupó el mismo cargo durante casi 15 años en diferentes etapas. Justin lleva apenas 18 meses en el puesto.

El equipo de Del Mazo quiso identificarlo con líderes liberales –no escogieron a George H. W. y George W. Bush, que a diferencia de los escasos tres años de gobierno de Kennedy, estuvieron en la Casa Blanca 16 años–, para dar una narrativa a sus mentiras e incubar en el imaginario colectivo un mensaje subliminal: jóvenes, atractivos, exitosos, la fórmula perfecta. ¿Por qué entonces esa combinación sería mala per se? Por las trampas que bañan el spot. “Es el candidato más capaz para gobernar el estado de México”, dice el mensaje en el primer tropiezo. “Desde niño fue cuidadosamente preparado para gobernar, forjado con la experiencia de su padre y de su abuelo, a quienes desde niño vio servir a la gente”.

Su abuelo, Alfredo del Mazo Vélez, dice el spot, “le enseñó la importancia de fortalecer al sector industrial, de igual manera creó centros turísticos, realizó avances considerables de electrificación, amplió vías de comunicación, construyó escuelas e impulsó la Ley de Pensiones”. Su abuelo gobernó entre 1945 y 1951, y murió el 19 de diciembre de 1975. Su nieto nació el 5 de diciembre de ese mismo año; es decir, dos semanas antes del fallecimiento de Del Mazo Vélez. ¿Cómo le pudo enseñar tantas cosas el ex gobernador a su nieto durante los 15 días de vida que compartió con la de él? Ni lo resuelve el spot, ni les importa que no haya una lógica en el mensaje.

Los engaños son acompañados por los aires de grandeza de su equipo, quienes incorporaron, como remate, la siguiente frase: “La educación de un niño comienza 100 años antes de su nacimiento”. La cita se la acreditan a Napoleón Bonaparte, aunque habría que acotar que, primero, la alusión es incorrecta –debe decir “la educación de un niño debería de comenzar 100 años antes de su nacimiento”–. Segundo, no es de autoría reconocida a Bonaparte, sino a Oliver Wendell Homes padre, un doctor cuyo hijo del mismo nombre es uno de los ministros más influyentes en la historia de la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos.

El spot dura un minuto con 32 segundos y no resiste una prueba de sentido común, veracidad y gusto político. La fecha registrada de su grabación es 9 de mayo, con la que será entregado al Instituto Nacional Electoral para que aprueben su difusión. No hay nada en esa propaganda que dañe la imagen pública de sus adversarios, por lo que no se esperaría problema alguno en el órgano electoral. El daño es para él. Probablemente Del Mazo no se ha percatado del impacto negativo que puede tener el spot.

[email protected]

twitter: @rivapa



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: