Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 26 Mayo 2017 | 

14

48

36

Secciones

Viernes 26 Mayo 2017 | 

14

48

36

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Voto rosa

Sergio Sarmiento | Miércoles 10 Mayo 2017 | 00:01:00 hrs

Alfredo del Mazo, metido en una contienda muy cerrada en el estado de México, ha ofrecido pagar un "salario rosa", esto es, un subsidio a las amas de casa. El candidato del PRI está recurriendo así a un viejo recurso populista, uno que ya empleaba Julio César en sus campañas para cargos públicos en la Roma de hace dos milenios. La compra de votos parece ser una práctica inevitable en las democracias.  En un principio el salario rosa fue solo uno de varios programas que impulsaba Del Mazo. En los últimos días se ha convertido en uno de los temas centrales de su propaganda política. Supongo que esto es consecuencia del fortalecimiento de la candidatura de Delfina Gómez, de Morena.  

Como suele ocurrir con las promesas populistas, Del Mazo ha evadido señalar el monto del subsidio que dará a las amas de casa o el costo que éste tendría para los contribuyentes. De esta manera no se le cuestionará posteriormente por no haber cumplido la promesa.

La experiencia nos dice, sin embargo, que la mejor forma de ayudar no sólo a las mujeres sino a toda la población no es regalar dinero sino generar riqueza. "No hay riqueza que repartir si no se produce", decía el lunes ocho de mayo el propio presidente Enrique Peña Nieto en la inauguración de una planta cervecera en Yucatán. Parece que su pupilo tiene otras ideas.

El salario rosa será sin duda un elemento importante de las presentaciones de campaña de Del Mazo en este día de las madres, pero las mujeres deberían exigir, más que subsidios, políticas económicas que generen una mayor inversión productiva y por lo tanto la creación de un mayor número de empleos.

La participación de las madres en la vida económica de nuestro país es cada vez más importante. Según el INEGI, el 43.4 por ciento de las mujeres mayores de 15 años, con cuando menos un hijo vivo, participan en alguna actividad económica fuera del hogar. La opción de vivir bajo la tutela económica de una pareja se reduce de manera gradual para muchas mujeres. El 27.8 por ciento de las madres de nuestro país no tiene una pareja. Esto las obliga a no sólo cumplir con sus responsabilidades de madres, sino también a ganar un ingreso en efectivo.

La solución fácil, la solución populista, es repartir un subsidio a las amas de casa. Esta medida tiene la ventaja de que compra votos y en este momento votos es lo que necesita Del Mazo. Pero el dinero que se reparte en estas dádivas nunca es suficiente. Además, genera incentivos perversos para que los beneficiarios se mantengan en los padrones del subsidio. Una política económica que promueva la inversión y la actividad productiva, en cambio, genera incentivos positivos que ayudan a construir prosperidad.

Otra de las medidas que debe impulsar un gobierno es un mejor sistema de justicia que obligue a los padres a responsabilizarse por cuando menos ayudar a mantener a sus hijos. Tenemos leyes que, efectivamente, ordenan a los padres a aportar recursos para sus hijos, pero las mujeres saben que una cosa es lo que dice la ley y otra su cumplimiento.

Quizá sea inevitable que los candidatos recurran al populismo. En una campaña difícil, no hay nada más sencillo que ofrecer dinero para comprar votos. Cuánta falta hace un candidato valiente que prometa una política económica de trabajo e inversión que permita construir una sociedad más próspera. Pero al parecer esto no permite obtener triunfos electorales.

Muerte por pirotecnia

Ahora tocó el turno a Chilchotla, Puebla, donde 14 personas, entre ellas varios niños, murieron por una explosión de fuegos pirotécnicos almacenados detrás de una iglesia para una fiesta patronal. Mientras tanto, el gobierno del estado de México ya reconstruye, con dinero de los contribuyentes, el mercado de San Pablito en Tultepec. Seguiremos viendo tragedias.

Twitter: @SergioSarmiento 


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: