Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 24 Septiembre 2017 | 

6

11

40

Secciones

Domingo 24 Septiembre 2017 | 

6

11

40

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lodo en todo y todos

Adela S. González
Analista | Lunes 08 Mayo 2017 | 00:01:00 hrs

¿Mancha el lodo? Pregunta inocua… las amas de casa saben cuánto trabajo da quitarlo de ropa, zapatos, tapetes, etc. pero con agua y jabón se limpia, no así el que metafóricamente se lanza contra las personas para ensuciarles la reputación y buen nombre.

La frase famosa “existen aves que cruzan el pantano y no se manchan” gusta particularmente a  políticos rateros que la utilizan (mala comparación) como argumento defensivo para sacudirse críticas, acusaciones y reclamos que un día sí y otro también se hacen sobre conductas corruptas.

El reciente escándalo de una candidata veracruzana adscrita a la corriente morenista de Andrés Manuel López Obrador retrajo la frase, de manera desafortunada para este político con habilidad para desligarse de acusaciones culpando a otros. En este caso, las evidencias acusatorias contra Eva Cadena, una de sus allegadas, no dejaron duda sobre su responsabilidad en el hecho que salpicó, y mucho, al aspirante presidencial caracterizado por sus embates a políticos y gobierno en general.

No solo López Obrador cuyo “prístino” plumaje se ensucia constantemente aunque diga lo contrario, acude a estas y otras expresiones para convencer de su honradez, cualidad, que como otras (hombría, palabra de honor, buen nombre…) desaparecen de las buenas costumbres y lenguaje.  López Obrador no está solo en el pantano que se agita más durante los períodos electorales en los que políticos y partidos se descalifican entre sí con lo que reafirman la sospecha ciudadana de que todos son iguales.

Y ni a cual ir.

En Chihuahua, tras las maniobras ilícitas del anterior mandatario, se revelan fechorías del gobierno en curso: nepotismo, nóminas, igual de descaradas que  los desvíos millonarios a cuentas particulares del antecesor, ignorados por los organismos responsables de detectar irregularidades en cuentas públicas.

Todo sigue el mismo cauce tras décadas de gobernantes ratas amparados en la impunidad, brazo derecho de la corrupción. Nada pasa en tanto se vuelve moda salir del país huyendo de la furia ciudadana que, asume vergüenza ante otros gobiernos sorprendidos de la facilidad con que roban y escapan protegidos por leyes duras para los comunes y laxas para rufianes de altura.

Los chihuahuenses –juarenses en particular por la cercanía- sufrimos pena ante las autoridades migratorias norteamericanas a las que Duarte solicita residencia. Veremos si dicha solicitud es aprobada por funcionarios que demoran más de diez años en responder a una solicitud de esta naturaleza y a diario rechazan decenas de ciudadanos no obstante comprobar honestidad, procedencia de recursos y otros requisitos insalvables para pasaporte local, permisos temporales, visa de estudiante, de trabajo, etc.

La corrupción sobrepasa al hecho delictivo por la impunidad inherente y se incorpora al anecdotario popular mexicano. Si alguien habla de corruptos solapados, de inmediato recuerda casos que incluso dan tema a películas nacionales que se exhiben en otros países donde nos identifican como gente sucia. Donald Trump lo dice abiertamente.

Algún investigador universitario encontrará en las gubernaturas veta inacabable para muchos tomos sobre casos sorprendentes de enriquecimiento guardados en el imaginario popular, verdaderas lecciones de astucia y sucias habilidades de políticos y gobernantes que sin embargo, son lecciones infructuosas que no sirven de acicate para sacudirse  el lodazal

¿Tan mal estamos de la vista que  no observamos lo sucio de nuestro sistema?

Un policía que muere en el cumplimiento del deber merece los mayores honores. Miguel Angel Ríos Rodríguez se lleva el reconocimiento y respeto de la sociedad que siente su pérdida en medio de tanta confusión derivada en violencia. Por él sabemos no todo está mal en el gremio policíaco y rogamos su sacrificio valga la pena.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: