Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 27 Abril 2017 | 

14

47

10

Secciones

Jueves 27 Abril 2017 | 

14

47

10

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Reino ermitaño

Sergio Sarmiento | Miércoles 19 Abril 2017 | 00:01:00 hrs

“Es incorrecto evitar la lucha contra el imperialismo bajo el pretexto de que la independencia y la revolución son importantes, pero la paz más”.

Kim Il-sung


Ciudad de México— Es una paradoja que un gobierno que se precia de comunista se haya convertido en una monarquía absoluta. Pero no hay otra forma de describir la República Popular Democrática de Corea, mejor conocida como Corea del Norte, la cual miente hasta en su nombre porque no es popular, ya que no es gobernada por ni para el pueblo, ni democrática, porque no tiene elecciones libres, ni república, porque el poder se transmite por línea familiar.

El peligro brutal que el “reino ermitaño” representa para el mundo es producto de su misma estructura autoritaria. Es mucho más fácil que vaya a la guerra un régimen controlado por una sola persona, un hombre de 34 años con signos de megalomanía, que un país con contrapesos democráticos.

Corea del Norte ha rezagado de manera vergonzosa a su pueblo. Después de la Segunda Guerra Mundial toda la península era muy pobre, con un nivel de vida similar al de un país africano, aunque el norte era un poco más próspero. Después de siete décadas de régimen marxista en el norte y de libre mercado en el sur la diferencia se ha hecho notable. Corea del Sur es casi un país desarrollado, con un producto interno bruto per cápita de 27 mil 397 dólares, mientras que Corea del Norte sigue viviendo como una nación africana, con un PIB por persona de apenas 642 dólares, menos de una décima parte que México con sus 8 mil 981 dólares (2015, ONU). La mortalidad infantil de Corea del Norte es de 26.21 por cada mil nacimientos vivos, frente a 4.08 de Corea del sur (2012, theguardian.com).

Entre 1994 y 1998 Norcorea sufrió una hambruna que provocó la muerte de entre 240 mil y 3.5 millones de personas. Tuvo que recurrir a la ayuda alimentaria de sus odiados enemigos, Estados Unidos y Corea del sur. El país sigue siendo incapaz de alimentarse por sí solo, pero el gobierno utiliza 22.3 por ciento del PIB en gasto militar contra 2.8 por ciento de Corea del Sur (theguardian.com).

Uno podría pensar que nadie con una inteligencia mínima encontraría en Corea del Norte un modelo a seguir, pero los políticos mexicanos nunca dejan de sorprender. Este 14 y 15 de abril una delegación del Partido del Trabajo de México, encabezada por su presidente Alberto Anaya, participó en los festejos del Taejangyeol, el Día del Sol, que coincide con el cumpleaños el 15 de abril de Kim Il-sung, el abuelo del actual líder norcoreano y creador del régimen en 1948 (regeneración.mx). No es la primera vez que el PT expresa admiración por el régimen norcoreano. Cuando en 2011 murió Kim Jong-il, padre del actual dictador, el partido lamentó el deceso del hombre que consideró “un líder del pueblo de Corea del Norte quien con gran sabiduría condujo a los norcoreanos por el camino de la paz y el desarrollo económico, políticos, social y cultural”.

Es triste tener políticos en México que piensan que un régimen que ha despojado a sus habitantes de los derechos más elementales, que ha construido una dictadura, que ha provocado un retraso económico incalculable y que ha matado de hambre a cientos de miles o millones es un ejemplo a seguir. Lo más lamentable es que quienes sostienen esta posición afirman que son de “izquierda”. Curioso. Yo siempre pensé que ser de izquierda obligaba a defender la democracia y los derechos individuales y a combatir la pobreza.

Previsiones 2017

El FMI subió ayer su previsión de crecimiento para el mundo de 3.4 a 3.5 por ciento en 2017, pero mantuvo la de México en 1.7 por ciento. Lo curioso es que Grupo Financiero Santander subió un día antes su predicción para nuestro país de 1.7 a 2.2 por ciento debido a una mayor demanda externa y a pesar de una desaceleración en el consumo interno.

Twitter: @SergioSarmiento


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: