Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 21 Noviembre 2017 | 

15

49

39

Secciones

Martes 21 Noviembre 2017 | 

15

49

39

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Incongruencia en la opinión pública

Sixto Duarte
Analista | Martes 18 Abril 2017 | 00:01:00 hrs

Las sociedades democráticas tienden a ser plurales en su composición, especialmente cuando hablamos de opinión en materia política.

Tanto en materia política, como en cualquier otra, habrá tantas corrientes de pensamiento como personas. A partir de las opiniones mayoritarias se cristaliza la democracia. Lo que una mayoría piense, es regularmente la brújula que los gobiernos siguen al momento de tomar decisiones de carácter político. Es imposible que toda una sociedad se ponga de acuerdo y opine en un mismo sentido. Querer que las cosas funcionen así, es querer emular el 1984 de George Orwell.

Por otro lado, si bien la pluralidad ideológica de una sociedad es un atributo y reflejo de la democracia, podemos encontrar que también las sociedades y sus razonamientos colectivos pueden ser a veces incongruentes. Lo anterior lo digo por la reciente detención de Javier Duarte de Ochoa, exgobernador de Veracruz en Guatemala.

Desde que se libró orden de aprehensión en contra de Duarte de Ochoa, la opinión casi unánime de la sociedad era una demanda para su captura: "No lo agarran porque son de los mismos", "lo dejaron escapar", "nunca lo van a encontrar", etc.

Sin embargo, ahora que el exgobernador veracruzano ha sido atrapado, la sociedad parece haber olvidado ese viejo anhelo de su captura, pues ahora la opinión casi unánime es que: "lo agarraron porque el PRI va perdiendo en el Estado de México", "lo tenían ubicado", "es una cortina de humo", etc. El caso es que si lo capturan está mal, y si no lo capturan también está mal. En pocas palabras, si cae águila gano, y si cae sello pierdes.

Hace unos años pasó lo mismo con Elba Esther Gordillo. Los simpatizantes de Calderón le criticaban diciendo que era una figura que había sido creada por Salinas. Le llamaban corrupta, pero justificaban el hecho de que Calderón le diera posiciones a la maestra, como nombrar director del ISSSTE al operador gordillista, hoy gobernador de Veracruz Miguel Yunes.

Debo decir que el único veracruzano más corrupto que Javier Duarte es precisamente Miguel Ángel Yunes. Al momento de que Gordillo fue capturada, la opinión pública inmediatamente tildó la detención como un acto de venganza política, a pesar de haber estado señalando por años las corruptelas en el SNTE.

Uno de los personajes que más ha criticado la corrupción en el sistema es Andrés Manuel López Obrador. Por años, López Obrador ha señalado presuntos actos de corrupción de gobiernos priistas y panistas. Ahora, a partir de la detención de Javier Duarte, Andrés Manuel dice que dicha captura es nada más una forma de simular el combate a la corrupción. Esto viene en gran medida a confirmar lo que se ha dicho por meses en la prensa, sobre la existencia de un acuerdo entre López Obrador y Javier Duarte. El Peje le da el calificativo de chivo expiatorio.

En otro orden de ideas, pero vinculado al tema de la contradicción social, podemos citar la "lucha contra el narco" emprendida por Felipe Calderón en 2006. En gran medida, se responsabilizaba a la lucha entre los grupos criminales por la violencia desatada en todo el país. Uno de estos grupos  era el de Joaquín Guzmán Loera. Cuando el Chapo fue capturado, la sociedad se preguntaba si había sido buena idea capturarlo, pues la violencia se "podía desatar de nuevo".

Con tanta contradicción en los dichos, parece que la opinión pública nunca queda conforme. Difícil tarea esa de gobernar y procurar justicia, especialmente cuando se conjugan ambas.

Otra del nuevo amanecer

Hace unos días, el Congreso del Estado eligió al Auditor Superior del Estado, según lo dispone la Constitución de Chihuahua. Al parecer, quien resultó electo no fue del agrado del Gobernador, porque decidieron utilizar lo que se conoce como "veto de bolsillo", es decir, no publicar el decreto del Congreso. El pretexto fue que el auditor, a los ojos del Gobierno, no cumple con los requisitos constitucionales para el puesto. La contralora Olmos y el fiscal Peniche tampoco los cumplían por estar inhabilitados, pero ahí el Nuevo Amanecer no tuvo ningún problema. Otra incongruencia, y un evidente exceso y abuso del poder.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: