Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 25 Julio 2017 | 

18

33

12

Secciones

Martes 25 Julio 2017 | 

18

33

12

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Manos en las arcas

Sergio Sarmiento | Martes 18 Abril 2017 | 00:01:00 hrs

Javier Duarte es el pretexto, el objetivo real es el poder. Vemos un torbellino de declaraciones de políticos que buscan aprovechar el sonado caso del ex gobernador de Veracruz. Todos quieren llevar agua a su molino.

El nuevo gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, ha afirmado que él aportó información que permitió la presentación de acusaciones en contra de Duarte, a lo que el PRI de Veracruz respondió que "el gobernador del estado no es policía ni fiscal, y el pueblo de Veracruz no debe ser manipulado ni engañado".

Cuitláhuac García, ex candidato de Morena al gobierno de Veracruz, dijo que la detención de Duarte es "una medida electorera, en momentos en que está decaída la campaña del PRI en el estado de México y para las alcaldías de Veracruz". Andrés López Obrador afirmó en Twitter: "Detienen a Duarte para simular que combaten la corrupción. Pero el pueblo no se conforma con chivos expiatorios, quiere la caída del PRIAN." El presidente Enrique Peña Nieto declaró ayer que las detenciones de Tomás Yarrington y Duarte son un mensaje firme y contundente del Estado mexicano contra la impunidad.  Duarte se ha convertido en un símbolo de corrupción. Sus transgresiones han sido tan grandes que incluso el PRI y el gobierno de Peña Nieto lo han abandonado.

El baile de cifras es alucinante. Juan Manuel Portal, titular de la Auditoría Superior de la Federación, declaró en noviembre pasado que la institución había presentado 60 denuncias ante la PGR por irregularidades diversas que implicaban un daño patrimonial por 60 mil millones de pesos para la federación (animalpolitico.com, 4.11.16). Ayer, el nuevo gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, me dijo en entrevista que en Veracruz han encontrado faltantes o irregularidades por un monto de 16 mil millones de pesos.

Es difícil saber cuánto es producto de una mala administración y cuánto de apropiaciones indebidas. La demanda de que Duarte regrese lo robado puede ser muy legítima, pero parece hecha para generar decepción. Yunes me decía ayer que, como gobernador electo, logró recuperar 700 millones de pesos en efectivo y 500 millones en bienes. Pero es una gota de agua en un mar enorme. Pretender que se podrán recuperar 60 mil millones de pesos o más sólo puede generar falsas expectativas.

Hasta ahora no hemos oído el punto de vista de Duarte. Habrá que escucharlo, pero el alud de irregularidades es enorme. No sé cuánto dinero se embolsó personalmente el ex mandatario, pero no hay duda que encabezó un mal gobierno que fue continuación de otro igualmente malo, el de Fidel Herrera, a quien se premió nombrándolo cónsul en Barcelona.

Una forma de medir este mal desempeño es la deuda pública. Según el gobernador Yunes, Fidel Herrera recibió 3 mil millones de pesos en deuda estatal y multiplicó la cifra a 27 mil millones, mientras que Duarte la elevó a su vez a 47 mil millones. Esto no incluye la deuda a proveedores, que "está sin cuantificar". Nada más los pagos de intereses y amortizaciones del gobierno veracruzano pasaron de 581 millones de pesos en 2010 a 5,200 millones en 2016 (El Economista, 1.9.16).

Todo parece indicar que Duarte metió la mano en las arcas públicas. Pero quizá la mala administración que encabezó fue más dañina que su propia codicia. Lo que irrita es que muchos de los políticos que hoy exigen la cabeza de Duarte están llevando a cabo o prometiendo políticas tan irresponsables financieramente como las de Duarte. Meter las manos en las arcas no es el único pecado.

Trump en guerra

Guerras de Trump Trump dijo en campaña que dejaría de involucrar a Estados Unidos en guerras extranjeras. Pero ya bombardeó Siria y Afganistán, y amenaza a una Corea del norte cada vez más beligerante. 


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: