Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 24 Mayo 2017 | 

7

29

47

Secciones

Miércoles 24 Mayo 2017 | 

7

29

47

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Camellones contra baches

Oscar Fidencio Ibáñez Hernández | Sábado 18 Marzo 2017 | 00:01:00 hrs

Una de las soluciones de vanguardia para 
atender parcialmente el problema de
 los baches y las inundaciones en Juárez consiste en utilizar algunos camellones como áreas de drenaje y retención de agua, sin embargo, esta semana se inició la “reparación” del camellón de la Laguna de Tamiahua y el bulevar Tomás Fernández haciendo exactamente lo contrario.

En lugar de pavimentar los baches que se encuentran a lo largo de estas vialidades principales ¡se pavimenta el camellón! Cuando lo que se debió hacer es excavar esa zona y cubrirla con material permeable y vegetación de bajo consumo de agua, respetando los árboles y plantas ya existentes y aprovechando la obra para tener riego con agua de lluvia en lugar de usar agua potable. Drenando el agua de las calles hacia los camellones se reducen los baches.

Para todos suena lógico que lo que se debe pavimentar son las calles, no los camellones, ¿cómo es posible que suceda esto en una de las vialidades más utilizadas de la ciudad y no hagamos algo al respecto? Paradójicamente la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (Cocef) que realiza un gran esfuerzo por promover la infraestructura verde tiene sus oficinas frente a uno de los camellones que se están pavimentando.

Varios expertos urbanos, funcionarios y ciudadanos trabajaron durante meses para elaborar un reglamento de desarrollo urbano sustentable, que entre otras cosas establece que los camellones y áreas susceptibles de recibir agua de lluvia de las calles, se utilicen con el doble propósito de evitar inundaciones y daños al pavimento, y por otra parte regar con lluvia la vegetación de la región que no necesita grandes cantidades de agua. Aparentemente ese reglamento se ha desechado, o no se aplica por esta administración municipal.

He leído y escuchado al presidente municipal decir desde antes de tomar posesión que su prioridad es reparar los baches de la ciudad, lo que hace más incomprensible la obra a la que me refiero en esta ocasión. Alguien me comentó que es una obra que ya estaba concursada con las especificacionesdefinidas, y que no se pudo cancelar o modificar, por lo que se tomó la decisión de realizarla aunque esté mal. Mi opinión es que con voluntad política se puede corregir y aprovechar mejor los escasos recursos para reparar la infraestructura de la ciudad.

Las autoridades tienen su responsabilidad al no corregir, sin embargo, los organismos de arquitectos, ingenieros y constructores que cuentan con especialistas urbanos, también pueden asesorar a las autoridades en este aspecto y hacerles ver lo dañino de estas obras, o los contratistas pueden sugerir modificaciones a sus contratos, para que su trabajo y la inversión pública sean de beneficio para toda la comunidad. Lo importante es que como comunidad desde nuestras distintas responsabilidades hagamos algo en beneficio de la ciudad, para evitar un típico caso de hacer lo mismo a pesar de saber que no funciona.

El recién aprobado Plan de Desarrollo Urbano Sustentable preparado por el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), que fue aprobado por el ayuntamiento, y que contó también con la participación y propuestas de profesionales, empresarios, ciudadanos e investigadores, tiene una sección completa que se llama: “Guía de diseño para la infraestructura verde”, donde se pueden revisar los beneficios de este tipo de obra, así como los conceptos y elementos básicos para corregir la obra en proceso, por cierto se puede consultar en línea en la página del IMIP.

Los regidores, el alcalde, el administrador de la ciudad, el director de obras públicas, el director del IMIP, los miembros del consejo deliberativo del mismo, los integrantes del consejo de planeación, los medios de comunicación y otros ciudadanos interesados tienen la oportunidad de actuar para que se corrija esta obra y se vigile que en lo sucesivo no se vuelvan a desperdiciar recursos en pavimentar camellones, y por el contrario se utilicen para empezar a resolver en serio el problema de baches e inundaciones de nuestra ciudad.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: