Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 29 Abril 2017 | 

21

01

06

Secciones

Sábado 29 Abril 2017 | 

21

01

06

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Mala constitución

Sergio Sarmiento | Lunes 13 Marzo 2017 | 00:01:00 hrs

Cuernavaca— Se han promovido hasta ahora ante la Suprema Corte siete impugnaciones contra la nueva Constitución de la Ciudad de México. Las instituciones que lo han hecho, desde Presidencia hasta la CNDH pasando por Morena, tienen cada cual sus argumentos. Se interesan en defender sus facultades y privilegios.

A los ciudadanos, los realmente afectados, no se nos permite promover una controversia. No tenemos personalidad jurídica. El sistema judicial está hecho para las corporaciones. Los ciudadanos no podemos siquiera rechazar el ordenamiento en referéndum, a pesar de que la propia Constitución establece que no se le podrán hacer enmiendas sin referéndum.

Los impulsores defienden su creación. El jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera ha declarado que "el logro de la Constitución, por más que el gobierno federal se empeñe en estar atacando y diciendo, no se lo quita nadie a la Ciudad de México". Alejandro Encinas, quien presidió la Asamblea Constituyente, cuestiona la honestidad de quienes han recurrido a las controversias: "Se trata de una acción concertada. Todas vienen en cascada con la intención de desacreditar. No son sino fiel reflejo de los intereses afectados." Porfirio Muñoz Ledo, coordinador de la llamada reforma política, declara: "Revela que hay una extrema mala fe. Porque el Constituyente finalmente asumió el proyecto y fue un ejercicio parlamentario ejemplar."

El documento es expresión de un proyecto populista. Declara que la ciudad tiene una "composición plurilingüe, pluriétnica y pluricultural" cuando es una comunidad fundamentalmente de habla española, mestiza y mexicana. Si bien dice garantizar "la igualdad sustantiva entre todas las personas" y prohibir "toda forma de discriminación", no postula un principio universal como: "Todas las personas son iguales ante la ley." Ofrece en cambio una lista de derechos especiales para mujeres, niños, jóvenes, adultos mayores, personas con discapacidad, "personas LGBTTTI" (sí, así las describe), migrantes, personas en situación de calle, privadas de su libertad, que residen en instituciones de asistencia social, "afrodescendientes", "con identidad indígena" y minorías religiosas. Esta discriminatoria constitución le da mayores derechos al nieto de un bóer sudafricano, por ser afrodescendiente, que a un mestizo mexicano.

La Constitución no reconoce los derechos fundamentales a la vida (desde el nacimiento, el aborto es otro tema), a la propiedad, y a una justicia igual para todos, aunque sí mantiene la libertad de expresión. Confunde los objetivos de políticas públicas con derechos y crea así el derecho a la ciencia, a la cultura, al deporte, a la vida digna, al cuidado, a la alimentación, a la salud, a la vivienda, al agua, al desarrollo sustentable, al trabajo. Si no tengo trabajo o vivienda, podré demandar al gobierno, o bloquear calles, aunque el problema surja de las políticas ordenadas por la Constitución.

Una mala constitución afecta la vida cotidiana. En contraste con la prosperidad de Corea del sur, Corea del norte sufre hambrunas por su sistema legal sin importar que su constitución garantice el derecho al trabajo, la educación, el alimento y la salud. La economía venezolana se desploma por la constitución impulsada por Hugo Chávez.

El daño ya está hecho. Las controversias sólo buscan preservar intereses corporativistas. Los ciudadanos no tenemos voto. Sólo nos queda rechazar la mentira de que esta constitución confusa y retrógrada es progresista.

Frontón México

Tras una inversión de 35 millones de dólares volvió a abrir sus puertas el 10 de marzo el magnífico Frontón México. Permaneció cerrado 20 años por una huelga de extorsión. Funcionará hasta que la CNTE vuelva a tomar la plaza de la República y bloquee el acceso.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: