Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 22 Julio 2017 | 

8

44

55

Secciones

Sábado 22 Julio 2017 | 

8

44

55

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Saqueos

Ana Paula Ordorica | Sábado 07 Enero 2017 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México— Arranca un enero más complicado que de costumbre. El tema: el alza en el precio de las gasolinas. Llama la atención que ahora se viva esta alza con las movilizaciones y saqueos que estamos viendo cuando no es el primer enero en el que se da un alza así en los precios de las gasolinas y ni siquiera es la mayor alza de los últimos años.

Haciendo una revisión de años anteriores, desde enero de 2008 a enero de 2013 vimos incrementos de entre siete y 11 pesos por litro en promedio (en el interior del país). En diciembre de 2014 el incremento en el precio de las gasolinas fue de 30% en promedio. Y ahora con la liberalización de las gasolinas pasamos de un precio promedio de 13.98 pesos por litro a 15.99 pesos por litro este enero ( en Ciudad Juárez, pasó de 10.96 pesos a 12.44 y 15.25 pesos ; en tanto que la Premium, de 13.34 pesos a 15.25 y 17.93 pesos)

Es un alza considerable, pero no es mayor a otras que hemos vivido y tampoco es única. ¿Cómo explicarnos entonces que estemos en esta situación de miedo, hartazgo y saqueos que han dejado un policía muerto y muchos establecimientos cerrados por el tema de seguridad?

Desde mi punto de vista, son tres los factores que explican la situación actual. El primer factor es que el gobierno no ha sabido explicar por qué era necesaria esta alza. No ha sabido decir con claridad que el subsidio a las gasolinas se eliminó porque ya era insostenible. Era un subsidio que costaba anualmente más de 200 mil millones de pesos y que, en el contexto de un país importador de gasolinas, ya no podía mantenerse sin pensar en seguir endeudando al país para financiar una necesidad que es más de clases altas que bajas.

Esta falta de comunicación que explique con peras y manzanas las consecuencias de no dejar libre el precio de las gasolinas ha generado una primera explicación del malestar actual.

Pero cuando el Presidente pide comprensión y dice entender la molestia de los mexicanos, los ciudadanos lo recibimos como atole con el dedo de quien prometió que no habría alzas impositivas; de quien regresa al gabinete a la persona que, se percibe, destruyó las finanzas del país y, además, de quien no se siente que viva muy preocupado porque, de entrada, tiene asegurada su Casa Blanca para cuando termine su gobierno. Ésa no es mi visión, pero entiendo que sea una percepción que, sin duda, genera mal ánimo.

Las otras dos razones tienen que ver también con política. La primera es las elecciones de este año 2017, con la joya de la corona que será el Estado de México. Pero, sobre todo, las elecciones de 2018, en una sucesión que ya está aquí, por más que falte año y medio para que ocurran.

Con estas elecciones en puerta, una parte importante de la clase política está lucrando para movilizar el enojo y descontento sin medir las consecuencias. Es evidente que de la noche a la mañana no se movilizaron, por generación espontánea, tantos ciudadanos sin que éstos estuvieran animados por intereses desestabilizadores del gobierno actual. ¡Como si el horno estuviera para bollos!

Por último, el tercer factor que explica el malestar actual tiene que ver con el enorme saqueo, pero no me refiero al de tiendas Soriana ni Walmart.

Me refiero al enorme saqueo de una clase política que vemos que goza de casas, coches, vacaciones y todo tipo de lujos a costa del erario sin que existan consecuencias para sus actos. Ahí están los Duarte, libres. Borge, Moreira, Fidel Herrera de cónsul en Barcelona y un largo etcétera. Exgobernadores que, ellos sí, representan el gran saqueo a México, sin que sufran una sola consecuencia por sus acciones. La situación ya tiene hartos a muchos. Pero también tiene a otros frotándose las manos porque serán los ganadores en 2018. Esos que le apuestan a que a México le vaya mal para que a ellos les vaya bien serán los pescadores del río revuelto de una acción necesaria, mal postergada y peor explicada.

 


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: