Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 30 Abril 2017 | 

16

21

31

Secciones

Domingo 30 Abril 2017 | 

16

21

31

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

De política y cosas peores

Armando Fuentes Aguirre | Sábado 07 Enero 2017 | 00:01:00 hrs



Capronio se iba a casar. Le preguntó un amigo: “¿Dónde vas a pasar tu luna de miel?”. Respondió él: “En Camagüey”. Inquirió el otro: “¿En Camagüey, Cuba?”. Precisó Capronio: “No. En cama, güey”... He aquí la triste historia del sujeto que vivía en la Ciudad de México y se parecía mucho al Papa. "Ésa es mi cruz" -decía con tristeza. "¿Por qué? -quiso saber uno-. ¿Se te agolpa la gente cuando te ve? ¿Te siguen los transeúntes en la calle?". "No -respondía el infeliz-. Pero cuando en un restaurant voy al baño, el tipo que está al lado voltea a verme y exclama: '¡El Papa!'. ¡Y siempre traigo mojado un lado del pantalón!"... En lo más profundo de la selva africana, donde la mano del hombre jamás había puesto el pie, un misionero fue apresado por nativos. Le informó el jefe de la tribu: "Somos vegetarianos". "¡Vegetarianos! -prorrumpió, feliz, el misionero-. ¡Estoy salvado! ¡Pensé que eran antropófagos!". Prosiguió impertérrito el salvaje: "Somos antropófagos vegetarianos: sólo te vamos a comer la planta de los pies, la palma de las manos, la manzana de Adán y la flora intestinal"... Afrodisio, galán rijoso proclive a la salacidad, le pidió a Rosilí que le hiciera ofrenda de la prístina gala de su doncellez. Ella tenía guardada esa presea sin mácula para el hombre que la desposara en el altar, de modo que respondió con laconismo: "No". "¿Qué te cuesta?" -insistió el torpe amador-. Y esgrimió para fundar su pretensión un ridículo sofisma: "Al cabo -dijo- lo que te estoy pidiendo no es jabón que se gaste". "No y no" -replicó ella. El labioso tenorio echó mano entonces a otro argumento, éste de índole musical: "Si me niegas el agua de tu fuente -declamó- me embriagaré, sediento de placeres en la pagana copa de otros labios". Ella, inexpugnable como un castillo roquero, respondió una vez más: "No, no, no, no y mil veces no". "Está bien -cedió Afrodisio-. Por hoy ya no te trataré el punto. Veo que estás muy indecisa"... Pasado ya el Día de Reyes se acabaron los mitotes de la temporada. Esa palabra "mitote", es muy interesante. Si bien no es la primera que los hombres de Europa recogieron de las lenguas americanas -ese primer vocablo fue "canoa"-, la voz "mitote" es una de las de más temprana aparición en los escritos de los conquistadores. El capitán Alonso de León, cronista del noreste mexicano, dice que los antiguos pobladores de esas tierras hacían grandes mitotes en los cuales se embriagaban, danzaban una erótica danza consistente en formar un gran círculo en el cual, alternados hombres y mujeres estrechamente juntos los vientres con las espaldas, giraban hora tras hora sin descanso, y luego se entregaban a una orgía en la cual ponían en ejercicio grandes virtudes, como son la perseverancia y el no hacer distinción alguna de persona, sino tratar a todos por igual. Tanto les gustaban a aquellos indios sus mitotes que para convencerlos de recibir el bautismo los padres franciscanos les aseguraban que si se bautizaban se irían al Cielo. "¿Y qué es el Cielo?" -preguntaban los nativos. "El Cielo -respondían los frailecitos- es un mitote que no tiene final". Entonces todos los inditos se bautizaban, bendito sea Dios. Algo distintos son nuestros mitotes de hoy, pero para ellos somos igualmente buenos. Y eso ayuda, sobre todo en tiempos como los que corren... Dos pericos escaparon de la jaula donde los tenían y fueron a dar a una rosticería de pollos. Se detuvieron frente al escaparate, y uno de ellos le dijo al otro: "¡Por fin! ¡Siempre había querido conocer un table dance!"... FIN.



 


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: