Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 21 Noviembre 2017 | 

20

36

46

Secciones

Martes 21 Noviembre 2017 | 

20

36

46

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

De política y cosas peores

Armando Fuentes Aguirre | Jueves 05 Enero 2017 | 00:01:00 hrs

Pitoncio se inscribió en un club nudista. El primer día que estuvo ahí la vista de las esculturales féminas desnudas le produjo una tumefacción en la entrepierna que lo apenó bastante. Para no dar a ver su excitación se sentó en una banca y se puso un periódico frente a la erecta parte. Pasó por ahí un matrimonio anciano. La viejecita observó aquello y le dijo a su esposo llena de admiración: "¡Mira! ¡La tuya nunca aprendió a leer!". Don Poseidón, labriego acomodado, anunció en el pueblo: "Voy a ir a la ciudad a consultar al ojista". Alguien lo corrigió: "Querrá usted decir al oculista". "No -replicó el viejo-. De ahí ando bien". El caso es que estando en la ciudad don Poseidón recibió una llamada telefónica del administrador de su granja, que le informó: "Anoche  el río se salió de madre y se inundó la granja". "¡Santo Dios! -se afligió don Poseidón-. ¡Qué desgracia!". Prosiguió el mayordomo: "Todos los animales perecieron: caballos, borregos, vacas. No quedó vivo ninguno". "¡Ánimas benditas!" -sollozó el labriego-. ¡Qué gran desdicha!". Continuó el otro: "Se arruinaron las cosechas. Este año no tendremos frijol, maíz ni trigo". "¡Mano poderosa! -gimió don Poseidón-. ¡Calamidad más grande no es dable imaginar!". Remató el administrador. "Se cayeron la bodega, el granero y el galpón. Sólo su casa quedó en pie". "¡Cielo santo! -clamó, gemebundo, el lacerado-. ¡Soy el hombre más infeliz del mundo!". Tras decir eso le preguntó don Poseidón a su administrador: "Pero dime: ¿cómo le fue con la inundación a mi compadre Rodoberto?". Respondió el otro:"A él le fue aún peor. Tuvo las mismas pérdidas que usted, pero a él sí se le cayó la casa. No le quedó absolutamente nada". Al oír eso don Poseidón suspiró y dijo con acento resignado: "Bueno, después de todo la cosa no estuvo tan mal". Mal, muy mal, se han puesto las cosas para México ahora que Trump empieza a cumplir sus amenazas contra nuestro país. Quienes pensaban que los desplantes del truhán eran baladronadas, meras tácticas de campaña, deben haberse convencido ya de que el nefasto individuo hablaba en serio. Peor aún se pondrán las cosas para México cuando Trump llegue a la Casa Blanca. Somos y seguiremos siendo el principal objeto de su animadversión. Ya veremos que el Presidente de allá nos hará aún más daño que el de acá. Una joven esposa dio a luz quíntuples. El padre Arsilio felicitó a su esposo: "Veo, hijo mío, que Nuestro Señor te sonrió". "¿Me sonrió? -replicó el muchacho, mohíno-. ¡Se echó una carcajada, padre!". El reverendo Rocko Fages, pastor de la iglesia de la Tercera Venida (no confundir con la Iglesia de la Tercera Avenida, que permite a sus afiliados cumplir solamente cinco de los 10 Mandamientos, a escoger-, leyó en su sermón un texto del Antiguo Testamento: "Tomó Noé una esposa.". Dio vuelta a la página, pero ésta se pegó con otra, la que hablaba ya del arca. Siguió leyendo el reverendo: "Medía 300 codos de longitud, 50 de ancho y 30 de altura". Interrumpió la lectura el pastor y dijo a sus feligreses: "Hermanos: las medidas de la señora nos pueden parecer exageradas, pero las aceptaremos por la fe que debemos tener en las Sagradas Escrituras". Pepito recibió un juego de química como regalo de Navidad. Su abuelo, de visita en la casa, observó que el niño clavaba algo en la pared con un martillo. Le preguntó: "¿Por qué pones ahí ese clavo?". "No es clavo, abuelito -le informó el chiquillo-. Es un cordón. Pero lo metí en una agüita que hice con mi estuche de química, y el cordel se puso tan duro como si estuviera hecho de metal". Dijo el abuelo, ansioso: "Préstame esa agüita, hijo. Hoy en la noche haré un experimento con ella, y si resulta te aseguro que seremos millonarios". FIN.

 


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: