*

Opinión

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 09 Diciembre 2016 | 

18

06

04

Secciones

Viernes 09 Diciembre 2016 | 

18

06

04

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Corrupción, impunidad y simulación

José Ignacio Gallardo | Miércoles 30 Noviembre 2016 | 00:01:00 hrs

Es inocultable que en este país, lo que realmente impera es la impunidad y la corrupción. El estado de derecho, en muchos casos es letra muerta. México es un país donde nunca pasa y a la vez pasa todo. En toda la República Mexicana abundan los casos de corrupción, pero en muy pocos expedientes se ha logrado hacer justicia. Son bien sabidas las recurrentes prácticas de corrupción en la mayor parte de las entidades del país, pero esto solo se conoce por los rumores y por los comentarios de la gente, por los reportajes de los medios de comunicación y a través de las redes sociales, porque las denuncias formales y las detenciones brillan por su ausencia. En este país el linchamiento es mediático, porque la verdadera justicia en los tribunales simplemente no se da. Desafortunadamente son demasiados los ejemplos que existen para sustentar dicha afirmación.

Lo más delicado es que la corrupción en México sigue siendo una constante incontrolable y se presenta en todos los ámbitos de la vida pública. Sin embargo, el tema de los gobernadores o ex gobernadores acusados en los medios de cometer actos de corrupción se vuelve algo preocupante. Ya son muchos gobernadores en la lista y las acusaciones son muy graves. En los últimos meses los nombres de ex gobernadores como Humberto Moreira de Coahuila o de Rodrigo Medina de Nuevo León siguen estando ligados al escándalo. También Andrés Granier en Tabasco, Luis Armando Reynoso Femat en Aguascalientes, o Marcelo Ebrard en la capital de la República Mexicana siguen siendo relacionados estrechamente con la corrupción. Y lo peor es que recientemente ingresaron más gobernadores a ese deshonroso listado de abusos, tráfico de influencias y robos millonarios perpetrados por los titulares del ejecutivo estatal. En estos momentos el caso más emblemático de todos resulta ser el del prófugo gobernador con licencia Javier Duarte de Ochoa. Por el virrey veracruzano ofrecen 15 millones de pesos a quien proporcione informes que lleven a su captura. Lo mismo pasa con el ex gobernador de Tamaulipas, Tomas Yarrington.

Otro político que se encuentra atendiendo asuntos en los tribunales es el ex gobernador de Sonora Guillermo Pádres Elías de quien también se han estado ventilando muchas irregularidades y actos de corrupción durante su administración.  Y siguen en la mira los gobernadores salientes de Quintana Roo, Roberto Borge, el de Chihuahua César Duarte y el de Durango Jorge Herrera Caldera. Todos ellos relacionados con el mal manejo de recursos públicos. El caso es que el país está sumido en corrupción por todos lados. Y eso que solamente se ha puesto la atención en los gobernadores, pero al revisar los casos de presidentes municipales corruptos el recuento se vuelve interminable.

Es demasiado el descarado robo a esta nación sin que nada pase. No solo no se detiene sino que jamás se inicia una causa penal por los delitos cometidos y consecuentemente lo robado nunca se repone al erario público. Una impunidad casi institucionalizada. En el estado de Chihuahua, el panorama no es diferente. Hay muchas denuncias mediáticas por parte del gobierno del estado pero nada concreto jurídicamente. Las promesas de campaña del gobernador Javier Corral en cuanto a cero tolerancia a la corrupción cometida en pasadas administraciones, han quedado en eso, en puras promesas. Por parte de las autoridades no se han presentado las denuncias correspondientes.

Son organizaciones ciudadanas las que han presentado denuncias. Así, es difícil que se arraigue la cultura de la denuncia en la ciudadanía si las propias autoridades no hacen uso de este recurso. Se la han pasado en puras conferencias de prensa denunciando actos de corrupción, pero solo ante la opinión pública. Si no hay denuncias no habrá detención y mucho menos habrá incautación de los bienes. Todo indica que no únicamente impera la corrupción y la impunidad, sino también la simulación.

 


  • comentarios

Los comentarios que en la secci&ocute;n de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participaci&ocute;n que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuaci&ocute;n detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicaci&ocute;n de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relaci&ocute;n con el contenido que usted public&ocute;. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religi&ocute;n, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusi&ocute;n, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusi&ocute;n deben ser usados sin prop&ocute;sitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos econ&ocute;micos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusi&ocute;n.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier informaci&ocute;n obtenida a través de los foros de discusi&ocute;n es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: