Nvo Casas Grandes

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 22 Octubre 2017 | 

22

09

32

Secciones

Domingo 22 Octubre 2017 | 

22

09

32

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Nuestra libertad de pensamiento

Francisco Javier García Nevárez | Domingo 08 Octubre 2017 | 00:01:00 hrs

Dicen que por las vísperas se conocen losa días, actualmente se percibe un fenómeno que pretende coartar dos de los derechos universales fundamentales para vivir en democracia y en paz. Socavar tano la libertad de pensamiento, que lleva a la libertad de expresión, implicaría cancelar toda vía de debate, de pluralidad y de libertad de la sociedad. No se concibe  una sin la otra. La libertad de pensamiento significa precisamente que cada quien tenga la oportunidad de sentirse libre aun y cuando nuestra forma de pensar choque, no coincida, difiera de la de otros, la libertad de expresión es lisa y llanamente algo que debe de ser tutelado, protegido  desde  la esfera de lo jurídico, del acceso a los medios de comunicación para expresar nuestra forma de pensar, compartir nuestras ideas e ideales hacían los demás para contribuir al crisol de la diversidad de pensamientos. Cualquier intento por manipular, limitar, condicionar la libertad de expresión, así como  al hecho de que cambies tu forma de pensar, significa que estamos arribando a un sistema político totalitario. Significa cancelar la oportunidad de enriquecer la vida nacional, cancelar estos derechos no conducen a nada bueno.

Hoy queremos resaltar dos  ideas, no está demás decir que ambas se concatenan, una lleva a la otra. Qué sucede cuando los medio de comunicación masiva cancelan la libertad de expresión, y por ende la de pensamiento, se le llama censura, se le llama atentado contra la libertad, pero los medios de comunicación son privados, y ellos pueden hacer lo que les venga en gana, por ejemplo, decidir quien sí puede hacer uso  de sus espacios, también pueden imponer los temas a publicar, decir si no dices esto que yo quiero no puedo seguir dándote espacio en mi medio de comunicación. Son los medios de comunicación privados, que en México constituyen más del  noventa por ciento, pero por otro lado ,los medios de comunicación públicos pertenecen a un color , al partido del gobernante en turno. Por eso es que hay que regularlos a ambos, y para ello está la Declaración de los derechos Universales, a ,os que invocamos en esta colaboración.

Siguiendo por esta ruta, inexorablemente llegaremos a la mordaza, a la manipulación, y a la dictadura de un solo pensamiento. Hoy en pleno siglo veintiuno, no se puede tolerar, no se puede prohibir que la comunicación de las ideas fluyan hacia los diferentes públicos que los leen, y si a través de ello pueden tomar partido por alguna causa tienen todo el derecho, pero si los diversos públicos lo tomaran como una manera de escuchar, leer, otras formas de pensar,  sentirían que están enriqueciendo su cultura, sus conocimientos sobre tal o cual tema, también  suele suceder que , y en eso estriba el derecho a la libertad de expresión y de pensamiento, que cada escritor o pensador tenga una manera de decirlas cosas, tenga una manera de criticar, tenga una manera de proponer soluciones, tenga una marea de decir las cosa, tenga un estilo que gusta o disgusta, pero que los públicos igualmente están a la espera de que publiquen para enterarse ahora que es lo que tiene que decirnos , este , o tal autor.

El estilo de cada persona para expresar su forma de pensar, no debe de rayar en la calumnia, en el denuesto, no debe de caer en el insulto, debe de respetar la integridad de las personas, quien actúa en sentido contrario, se convierte en un gacetillero, en un mercenario de la pluma, se convierte en un propagador de todo lo contrario , negando con ello la libertad de pensar y de expresarse.

Los que ejercemos estos dos derechos universales, acudimos  a las páginas del Diario del Noroeste, por años , desde antes que se llamara así este medio de comunicación, desde los primeros días que arriba a eta ciudad  Don Osvaldo Rodríguez Borunda, y se da cuenta que esta región merece un medio de comunicación que dé cabida a todas las voces, a todos los pensamientos, desde entonces hemos sido acogidos en las páginas de este  fundamental medio de comunicación de la región noroeste de Chihuahua. No podemos por lo menos sentirnos agradecidos, y pedir porque espacios como este no sean cancelados, cercenados, y que ni por asomo, se pretenda acallar la pluralidad de voces y de pensares, que invocan la, libertad de que los diferentes lectores  que acuden  a acceder a ejercer un derecho que es el de asegurar que  no se menoscaben la libertad de expresión y de pensamiento.

Quienes hemos caminado por estos trajines de la libertad de expresión y  de pensamiento, hemos, siempre defendimos la línea editorial, la política de comunicación del Diario, porque consideramos que es un medio que nos permite expresar desde nuestras inquietudes, hasta el intento de comunicar nuestras teorías acerca de tal o cual fenómeno que incide sobre nuestra sociedad. Otro aspecto, los medios de comunicación privados , sabemos de antemano que ellos hacen negocios, que ellos venden espacios publicitarios, que ellos ofrecen espacios comerciales, en una palabra los medios  de comunicación buscan el lucro. Hasta ahí estamos de acuerdo todos, pero cuando por cualquier motivo, se pretenda ponerle precio a la pluma, a la voz, al pensamiento de los escritores, entonces estaríamos hablando de una ataque a estos derechos universales fundamentales para vivir en  libertad y  paz social.

Por eso, los dueños de los medios de comunicación, los encargados de revisar los escritos. las colaboraciones tienen todo el derecho de  cuidar los aspectos del lenguaje, del respeto, de todo aquello que contradiga los principios de la libertad de expresión , pero lo que  nunca podrán es  censurar el contenido de ningún artículo, porque cada uno de  estos son responsabilidad de quien los firma. Por eso el arte de comunicar, el ejercicio del periodismo, debe preservar  estos derechos ,deben  de ser muy cuidadosos para no caer ni en la diatriba,  ni en el denuesto. Que se comparen las ideas, que se hagan públicas las diversas formas de pensar, pero que nunca se pose sobre la libertad de expresión , la imposición y la manipulación , con la finalidad de  establecer un pensamiento único, porque estaríamos  cayendo, lo dijimos , en un totalitarismo que ya supimos cómo le va a esta sociedades que caen en tal flagelo.

Cancelar un derecho humano universal, conlleva polarizar a la sociedad, se corre el riesgo de enfrentar a hermanos contra hermanos, se  cae en el peligro de justificar el linchamiento  de tal o cual persona porque no comulga con los intereses de grupo. Los medios de comunicación como el Diario del Noroeste, deben preservar estos derechos, ahí están las palabras de Don Osvaldo Rodríguez Borunda cuando vino a inaugurar  en estas latitudes este  medio de comunicación, todavía recordamos cuando acudimos al entonces Hotel Rodeway Inn, hoy Hotel Hacienda, aún sigue presente en nuestra memoria los  comentarios  que vertimos al final del discurso del periodista Rodríguez Borunda, nos dijimos entre nosotros, yo sí firmo esa declaratoria, yo sí me sumo a ese esfuerzo porque necesitamos espacios para que fluyan las ideas, para que la diversidad de nuestros pensamientos contribuyan a alcanzar una mejor sociedad.

Finalmente, sin ánimo de confrontar, cancelar cualquier vía para expresarnos, censurar cualquier forma de pensamiento, sería un atentado en contra de la libertad de expresión y de pensamiento. Pretender  cancelar, cerrar los espacios a la libre manifestación de las ideas, generaría que esta sociedad dejara de crecer, que nos encerráramos  a piedra y lodo en el pensamiento único, cancelaría cualquier esfuerzo por la libertad. Cancelar, censurar, amordazar las palabra, las ideas, es atentar contra los derechos humanos universales, en lo general, pero en ,lo particular sería cancelar aquella esperanza de contar con un espacio de libertad , sería contradecir todo aquel discurso del que hablamos del presidente del Diario. Sería coartar, terminar con nuestros deseos expresados en aquel evento que convoca el Diario, dijimos a una solo voz: larga vida al Diario, larga vida a la libertad de pensamiento y expresión. Salud!.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Dejan policías estatales comandancias de la región
Víctor Valdovinos/
El Diario de Nvo. Casas Grandes | 01:01 hrs

Vuelve el mando a la Policía Municipal en esta zona

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: