viernes 18, abril, 2014 | hrs

La reforma educativa ¿o la educación como negocio?


Por: Elvira Perales Ruiz | 20:42

Pedro es una persona de 35 años de edad, él se enteró que algunos de los conocidos que ingresaron a la UPNECH (Universidad Pedagógica del Estado de Chih) están trabajando como profesores y él quiere entrar porque dice que es el trabajo más seguro que existe, por las vacaciones y las prestaciones que se adquieren al pertenecer al sistema.

Leyendo algunas notas  que  se han publicado en el diario la jornada  se menciona  que el  pacto por México y el gobierno federal llevan a cabo una campaña en medios de comunicación para convencer a los maestros de México y a la opinión pública sobre las bondades de la reforma educativa recientemente aprobada por el Congreso de la Unión.

El 9 de enero se publicó un desplegado en 29 periódicos locales y cuatro de circulación nacional dirigida a los maestros de México, con el objetivo de compartir información acerca de las reformas que se están haciendo al artículo tercero constitucional. El comunicado califica a los docentes de apreciables.

Curiosamente, el documento no está firmado por el Congreso de la Unión, sino por el Pacto por México. ¿Y quiénes integran el pacto por México? ¿Acaso no son las compañías, empresas y grandes industrias de quiénes ostentan el poder económico de la Nación?) Nadie en lo personal se responsabiliza de él. En el mensaje se explica por qué fue promovida la reforma, qué supuestos beneficios traerá, para qué se crea el Servicio Profesional Docente y por qué dar autonomía de gestión a las escuelas.

Ya encarrilado, el pacto difundió tres spots, copia y calca de los materiales producidos para divulgar las obras gubernamentales de moda desde el PRONASOL de Carlos Salinas. Abundan en ellos idílicas imágenes de maestros, niños y escuelas con un mensaje central: la reforma educativa eleva la calidad de la educación pública y respeta los derechos de los maestros.

Las condiciones de pobreza de millones de familias, no son un panorama que se pueda ocultar y tampoco dejar de lado en el slogan tan mencionado de “elevar la calidad educativa”, no hay empleo  y si hay pobreza que se multiplica día a día. La Reforma Educativa no resuelve los problemas que conllevan la pobreza y la marginación social.

Aunado a lo anterior la campaña, el 10 de enero, Emilio Chuayffet reiteró que la educación no es propiedad de un grupo, sino de la sociedad, por lo que el Estado va a reasumir su rectoría. Al participar en el Foro México 2013, descartó que la reforma educativa sea privatizadora. ¿Y sobré qué,  y quiénes son los participantes del foro? No se discute sobre lo ya hecho y aprobado por gentes externas a la educación, pero si inmiscuida en negocios, ¿O es  que a futuro la educación será un negocio de esas grandes empresas que son parte del “pacto por México”?

La reforma educativa no tiene un proyecto educativo explícito. No hay en ella nada que esclarezca hacia dónde se quiere caminar en el terreno pedagógico ni cómo resolver los principales problemas del sector.

Por ejemplo, no hay una sola idea que aclare cómo terminar con la desigualdad, la desintegración, la desadaptación social y el rezago educativo en el que se encuentran 32 millones de personas.

A mi parecer se maneja la reforma educativa como lo ultra lo mega lo extraordinario  para resolver todo tipo de problemática social, sin embargo no se ve el origen de los problemas que en educación tenemos ,  empezando por la desigualdad social que según sea  el estatus de cada persona le  permite o no el acceso a un centro educativo sujeto ingresar a un centro educativo, la infraestructura, y lo más delicado los mecanismos de acceso al sistema, la preparación y el profesionalismo de los docentes y en otros niveles de educación llámese nivel medio o medio superior el perfil de los profesores para dar tal o cual materia.

La inconformidad al interior del magisterio sobre la reforma Educativa es enorme, y de ahí se puede derivar otros problemas y sesgar el punto central de lo que realmente es.

Con todo lo anterior quizá Pedro desista de querer ser “profe”. O ya de plano “meterse” en la política.

¿Cómo te sientes tras leer esta noticia?
También te puede interesar
Comentarios
Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.