Nacional

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 23 Noviembre 2017 | 

2

30

19

Secciones

Jueves 23 Noviembre 2017 | 

2

30

19

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Velan a sus muertos, entre dolor y miedo

AP/
Agencia Reforma | Domingo 10 Septiembre 2017 | 00:01:00 hrs

Agencia Reforma | Imagen Galeria

Agencia Reforma |

  • Relacionadas
Imagen Nota Relacionada

Sin sismos no habría vida en la Tierra: experto

Juchitán— Entre el sonido de tambores, saxofones y llantos, comenzaron a despedir a las víctimas de dos desastres naturales: 65 fallecidos por uno de los más poderosos sismos registrados en un siglo y dos tras el paso del huracán Katia.

Juchitán, Oaxaca, fue la localidad más afectada con 36 fallecidos tras el sismo de magnitud 8.2 que destruyó innumerables casas, edificios y negocios.

El dolor de las familias convergió ayer en uno de los cementerios de Juchitán, donde varias procesiones de dolientes coincidieron desde la mañana.

Familiares de las víctimas llenaron de a poco el cementerio, donde a lo largo del día sonaron canciones para honrar a sus muertos. La gente cargaba los ataúdes y se abría camino entre los escombros de algunas criptas de concreto también dañadas por el sismo. Varios hablaban en lengua zapoteca.

Paulo César Escamilla Matus y su familia tuvieron primero un servicio fúnebre en honor a su madre, Reynalda Matus Martínez, en la sala de su casa, donde sus seres queridos se acercaban hasta su ataúd a llorar, algunos calladamente.

La mujer de 64 años trabajaba el turno nocturno en una farmacia de la zona cuando el sismo sacudió la localidad la noche del jueves. Y el inmueble se vino abajo.

“El peso del segundo nivel cayó sobre ella”, dijo su hijo, quien dice que apenas pasó el temblor corrió hacia el edificio, pero ya era demasiado tarde: localizó el cuerpo de su madre bajo los escombros. Junto con algunos de sus vecinos intentó infructuosamente sacarla. Sus restos fueron recuperados hasta el día siguiente con ayuda de personal de protección civil y una excavadora.

Por el miedo a la inseguridad, la farmacia mantenía sus puertas con llave, y Escamilla se pregunta si eso pudo evitar que su madre escapara del edificio.

Las escenas de funerales se repetían en varias calles de Juchitán, donde una tercera parte de las viviendas colapsaron o quedaron severamente dañadas, según un recuento del presidente Enrique Peña Nieto.

Los restos de paredes caídas y tejas de los techos se extendían por las calles, donde familias buscaban algún espacio para colocar colchones y poder pasar la noche.

Rescatistas buscaban el sábado a sobrevivientes con la ayuda de perros y maquinaria en la plaza principal, donde parte del edificio de la presidencia municipal se cayó y donde se pensaba que estaba un policía que no había sido localizado.

El cuerpo del policía fue localizado la tarde del sábado entre la presidencia municipal y un mercado, de acuerdo con agente policial municipal que resguardaba el lugar y quien pidió no ser identificado porque no tenía autorización para hablar con periodistas.

‘Cada quien salía como podía’

Larissa García Ruiz agradecía haber podido escapar sólo un con brazo fracturado cuando su casa se derrumbó justo en el momento en que dormían.

“Yo me desperté sólo cuando escuché los gritos”, dijo la mujer de 24 años.

Su mamá logró llevar a sus hijas y su esposo ciego hasta la puerta trasera, pero entonces cayó una barda sobre ella y la atrapó. Cuando Larissa intentó rescatar a su mamá, otro pedazo de la vivienda se colapsó y le fracturó el brazo. Otros familiares, con apoyo de algunos, amigos lograron sacar a la señora.

Esa noche, todos pedían ayuda. “Nadie nos dio auxilio”, dijo Vicenta, hermana de Larissa. “Cada quien salía como podía”.

Además de los muertos en Juchitán, otras nueve personas fallecieron en otras comunidades de Oaxaca. En otros dos estados vecinos murieron 19 personas más: 15 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

Usan camellones como camas

Cientos de damnificados de Salina Cruz y de Tehuantepec ocuparon los camellones de la carretera federal y las inmediaciones de las plazas comerciales para medio dormir.

Claudia Lizette, de la Colonia Deportiva, en Salina Cruz, salió de su demarcación por miedo a una explosión en la refinería, el arribo de un tsunami u otro sismo.

En ese municipio se reportaron tres decesos, uno de ellos de Enrique Perea, quien falleció aplastado por el techo de su casa, que colapsó por el sismo.

Su hermano Arturo lamentó la muerte de su familiar, que fue velado a las afueras del domicilio afectado.

“Esto fue terrible, no pudo hacer nada, mi hermano quiso esconderse bajo un marco pero, no, no se salvó”, dijo.

Resguardan federales víveres

Unos 100 elementos de la Policía Federal vigilan el municipio de Juchitán, Oaxaca para evitar la rapiña y saqueos tras el sismo.

Los agentes de la División de Gendarmería también resguardan los víveres donados para los damnificados, mientras que el Ejército Mexicano desplegó un cuerpo de más de mil 900 militares con la finalidad de aplicar el Plan DN-III-E en Veracruz, Puebla y Oaxaca por la tormenta tropical Katia.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
El Senado gasta en peluqueros 1.2 mdp
Excélsior | 16:14 hrs

Cinco personas cobran entre 11 mil y 25 mil pesos mensuales por este servicio

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: