Nacional

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 17 Diciembre 2017 | 

10

46

36

Secciones

Domingo 17 Diciembre 2017 | 

10

46

36

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Guatemaltecos en frontera con México esperan volver a su hogar

Agencias | Martes 08 Agosto 2017 | 07:09 hrs

Agencias |

Agencias |

Guatemala— La madrugada del 2 de junio pasado Américo Chacón agarró sus documentos, unas pocas pertenencias y salió de Laguna Larga; desde entonces, tanto él como el resto de habitantes de esa comunidad guatemalteca permanecen en la frontera con México esperando que les devuelvan el terreno del que fueron desplazados.

En casas de campaña improvisadas, cubiertas con lonas o con palma para protegerse del sol y las lluvias, cerca de 450 personas del Petén, norte de Guatemala, llevan dos meses sin saber si podrán regresar a su hogar.

Acusados de estar en un área protegida, pese a que en el momento de su asentamiento contaron con el permiso de las autoridades, los habitantes de Laguna Larga, quienes se dedican a la agricultura, fueron desalojados por orden de un juez y, posteriormente, sus viviendas fueron quemadas por militares.

Ahora, en la línea fronteriza, a tres kilómetros de su comunidad, esperan que se resuelva un amparo que presentaron ante la Corte de Constitucionalidad de Guatemala.

"Pensábamos que no iba a tardar mucho, pero está muy lento, no han solucionado nada", afirma a Efe Américo, de 48 años y padre de ocho hijos.

El campesino señala que el tiempo que han pasado en la línea, que da en el lado mexicano con el municipio de Candelaria (estado de Campeche), ha jugado en su contra: "La cosecha que tenemos ya está perdiéndose, no tenemos a qué echar mano".

Los guatemaltecos han agotado los pocos recursos con los que salieron de su comunidad, por lo que dependen exclusivamente de la ayuda humanitaria que les proporcionan organizaciones civiles y el Gobierno mexicano por parte del llamado Grupo Beta, que depende del Instituto Nacional de Migración (INM).

La pasada semana, un grupo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) encabezado por el relator para Guatemala, Luis Vargas, visitó el campamento, donde escuchó los testimonios de los campesinos.

"El motivo de habernos asentado en la línea es que ya hemos visto en nuestro país que a las personas a las que han sacado así como a nosotros las dejan en la calle; las tienen ocho días en un albergue y los botan. Eso no es lo que queríamos nosotros", argumenta Américo.

En estas semanas, en el campamento han surgido enfermedades como diarreas y gripes, que afectan especialmente a las decenas de niños de la comunidad, pero "ya se están controlando", apunta.

Los habitantes de Laguna Larga llegaron a ese territorio en el año 2000, y en su momento obtuvieron el reconocimiento de los Consejos Comunitarios de Desarrollo y el aval del Gobierno para su escuela.

Se asentaron en lo que la legislación de áreas protegidas en Guatemala denomina "zona de usos múltiples", donde sí se permiten los asentamientos humanos, explica Enrique Vidal, de la ONG Voces Mesoamericanas, una de las que están proporcionando asistencia a los campesinos.

El activista comenta que, en reuniones de renegociación, el Gobierno guatemalteco ha ofrecido a la comunidad la reubicación en otro punto alejado del departamento de Petén.

Es una posibilidad que no queda descartada del todo, aunque "por la experiencia que hemos tenido en otros desalojos, las reubicaciones nunca son favorables para la comunidad, porque les dan tierras áridas, infértiles, y la comunidad acaba desapareciendo prácticamente".

Américo expresa su deseo de volver a Laguna Larga, donde ya están adaptados y se sienten "seguros" de que van a poder vivir "tranquila y honestamente", gracias a su tierra, "que es buena para producir, que produce el frijolito, el maicito".

Si en la sentencia judicial no les dan la razón, Américo se muestra favorable a pedir el asilo en México y, como "la mayoría" de compañeros, se lo está planteando tras ver cómo les ha tratado el Gobierno de su país.

De una forma o de otra, además del regreso, buscan que les compensen por los daños causados a su comunidad una vez salieron.

"Realmente nos ha costado hacer nuestras casitas para vivir mejor, y que en dos días hayan destruido eso, lo que ha costado 17 años, no tiene caso", subraya el campesino.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Demuelen parte del Colegio Rébsamen
Reforma | 11:23 hrs

Desde el sismo familias que viven al lado del plantel no han podido regresar a sus hogares por un bloqueo del acceso

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: