Nacional

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 25 Julio 2017 | 

8

40

02

Secciones

Martes 25 Julio 2017 | 

8

40

02

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Trasladan cárteles cultivos de amapola a Oaxaca

Associated Press | Jueves 16 Marzo 2017 | 18:19 hrs

Associated Press |

Associated Press |

Ciudad de México– Fuerzas del Ejército Mexicano están siendo atacadas con más frecuencia por narcotraficantes que protegen cultivos de amapola en el estado de Oaxaca, adonde grupos productores de opio trasladaron la siembra de esa planta al aprovechar el terreno montañoso y la pobreza de numerosas comunidades, dijo ayer un general castrense.

Patrullas del ejército fueron baleadas en dos ocasiones esta semana cuando intentaban eliminar campos de amapola en el oeste de Oaxaca, afirmó el general Alfonso Duarte Mújica, comandante de los efectivos militares en la zona.

El lunes, un helicóptero del ejército que buscaba campos de amapola fue alcanzado por disparos desde tierra. El aparato sufrió daños en el tanque de combustible, pero a pesar de ello logró aterrizar a salvo.

En otro caso, una manifestación de habitantes indígenas, la mayoría mujeres y niños, impidió el paso a una tercera patrulla del ejército que pretendía llegar a unos 30 sembradíos de amapola visibles a distancia, agregó. Armados con palos y machetes, los indígenas triqui se mantuvieron de pie frente a los soldados y rehusaron moverse.

Duarte Mújica dijo que los cárteles de las drogas están reclutando a las comunidades agrícolas, y reconoció que el ejército cumple sus labores en una situación muy delicada en Oaxaca, donde las comunidades indígenas defienden con firmeza sus territorios y sus derechos.

Cualquier confrontación con los indígenas resultaría en un desastre de relaciones públicas.

“La presencia de personal militar en esta y en otras áreas del estado responde a la importante presencia de plantíos de amapola y marihuana que organizaciones delictivas han estado sembrando en las zonas serranas de Oaxaca”, declaró Duarte Mújica.

“Quiero reiterar que el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, específicamente los soldados que integramos la Octava Región Militar, somos plenamente respetuosos y nos identificamos con las tradiciones, así como con los usos y costumbre de todos y cada uno de los pueblos del estado de Oaxaca”, agregó.

El traslado de la producción de amapola a Oaxaca ha preocupado a las autoridades. El estado es más conocido por su capital colonial y playas, pero su gran población indígena extremadamente pobre y el terreno montañoso local lo convierte en una zona ideal para el cultivo de la amapola y la producción de opio.

El ejército mexicano enfrenta la delicada tarea de ingresar en las comunidades indígenas triqui, que tienen antecedentes conflictivos en Oaxaca. Tres grupos triqui han sido protagonistas de pugnas armadas de décadas que han dejado decenas de muertos en la región.

Uno de esos grupos, conocido como el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui, exigió esta semana el retiro completo del ejército en la zona.

“Ahora tenemos la entrada por tierra del Ejército Mexicano con el pretexto de buscar sembradíos de amapola. Incursionó toda la semana pasada en nuestro territorio, encontrando sólo milpa y más milpa”, afirmó el movimiento en un comunicado.

“¡Fuera ejército de la región triqui! ¡No a la militarización de los territorios indígenas en el país!”, agregó.

La afirmación de que las autoridades sólo han encontrado plantíos de maíz es cuestionable. En los últimos meses, sembradíos de amapola inusualmente grandes fueron descubiertos en Oaxaca, planta cuya producción solía concentrarse en el estado vecino de Guerrero.

El aumento de las operaciones del ejército en Guerrero –y la presencia de grupos narcotraficantes pequeños pero numerosos que se disputan la compra de la pasta de opio a los productores– al parecer han hecho que Oaxaca sea más atractiva para sembrar la planta.

Los grupos indígenas del estado como el de los triquis tienen un largo historial de resistencia armada. Decenas de personas han muerto en los distintos episodios de violencia, entre ellos un finlandés observador de los derechos humanos.

Un aspecto sorprendente es la magnitud de los sembradíos de amapola que el ejército ha encontrado en Oaxaca. En Guerrero, estos plantíos rara vez tienen una superficie mayor a media hectárea (un acre). Sin embargo, en febrero, la policía federal encontró un par de sembradíos de amapola en otra parte de Oaxaca que tenían casi 15 hectáreas (37 acres).

Los soldados destruyeron el año pasado un total de 707 hectáreas (mil 747 acres) de cultivos de amapola y marihuana, la mayoría de la primera planta, afirmó Duarte Mújica.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Muere a dos militares en Tamaulipas tras enfrentamiento
Reforma | 19:58 hrs

Hay cinco heridos de gravedad, entre elementos del Ejército y presuntos delincuentes

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: