Nacional

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí
Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 04 Julio 2015 | 

16

26

25

Más Diarios
Secciones

Sábado 04 Julio 2015 | 

16

26

25

Registrate El Diario Regístrate aquí
Facebook El Diario Twitter El Diario

Se prostituyen para cambiar de 'smartphone' en SLP

Milenio | Miércoles 05 Junio 2013 | 21:12 hrs

San Luis Potosí─ Se confunden entre otras jovencitas que acuden a pasear al parque Luis Donaldo Colosio, en Ciudad Valles, pero ellas no van con sus novios ni tampoco de paseo.

Esperan que un hombre deseoso les ofrezca los 200 pesos o si es posible más. Las condiciones económicas de sus padres no les permitían presumir nada a sus amigas, así que, por separado, coincidieron en llegar a la plaza principal de la ciudad e iniciarse en el mundo de la prostitución.

Lo hacen para comprarse ropa de moda, zapatos y traer un buen celular, aunque apenas tienen 14 y 15 años.

Al menos son tres. Del populoso sector de La Pimienta y una del ejido La Hincada, desde hace algunos domingos llegan a la plaza principal del segundo municipio más importante de San Luis Potosí.

Renuente a hablar, una de ellas niega la actividad, pero luego responde que lo hace porque tiene “necesidad”.

Luci tiene nueve años en el oficio y dice que las detectó desde hace tres domingos. “Una se me pegó y la aconsejé, le pregunté por qué anda en esto y me dijo que es para comprarse buena ropa, para el saldo de su teléfono y para renovarlo cada que puede. Quiere el más sofisticado, pues aunque sus compañeros de secundaria también son de clase baja, traen los smartphone último modelo.

Le dije que “se separara de mí porque puede meterme en un problema al ser menor”, relató.

La plaza principal desde hace algunos años ya forma parte de la zona de tolerancia en que se ha convertido La Bajadita, donde pululan cantinas, moteles, depósitos de cerveza y casas de huéspedes. Y esto a solo unos pasos de la presidencia municipal.

Los últimos años ha reducido el menú de los clientes, pues de ser más de una docena, ahora son menos de cinco de ésas que por años ofrecían sus cuerpos en la plaza.

Pero Luci dice que es porque algunas se encuentran en cantinas o en las calles, donde la actividad es más peligrosa.

“Aquí nos dan de 150 a 200 pesos, y vienen jóvenes, pero son más los adultos y adultos mayores los que nos buscan. Yo prefiero a los viejitos porque ellos sí pagan. Los chavos a veces nos golpean y hasta nos han robado”.

Menciona que la crisis también les ha afectado, pues ahora solo en quincena o cuando los mayores cobran sus pensiones es cuando tienen seguro el trabajo.

 

  • También te puede interesar
  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un “clic” en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o daños (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: