viernes 24, octubre, 2014 | hrs

Se defienden de lluvia con muros de llantas


Alejandra Gómez
El Diario | Sábado 04 Enero 2014 | 18:43 hrs
Cada vez que llueve, la casa de Sonia Zeferino, de 50 años, corre peligro de desbordarse porque el barranco en que vive se deslava con el agua; para contrarrestar el problema recurrió a la construcción de un muro de contención con llantas, pues no tiene dinero para comprar el material necesario para una protección adecuada.

“Uno se las tiene que ingeniar porque no hay dinero, así que a meter llanta y tierra”, dijo Sonia, quien desde hace 28 años reside en la colonia Felipe Ángeles, en la calle Berenjena.

Cada temporada de lluvia los habitantes a los costados de la calle enfrentan el mismo problema que Sonia, pues su viviendas están edificadas sobre lomas y la mayoría colinda con despeñaderos.

Hace cuatro años casi se desborda la casa de Sonia porque el suelo sobre el que se encuentra se deslavó con la fricción del agua. “Cuando llovió se deslavó el barranco, mi cuarto quedó al ras, casi pa’irse al voladero”, dijo la mujer que para rescatar su hogar construyó un muro de contención con llantas.

Al no tener dinero para reforzar con cemento el despeñadero con que colinda su casa, Sonia decidió apilar neumáticos rellenados con tierra y piedra para “que tengan peso y no se caigan tan rápido”, explicó.

Aproximadamente siete casas del sector recurrieron a la misma estrategia, incluso para ascender por las lomas pusieron escaleras de llantas, los vecinos dicen que además de ahorrar dinero ayudan a no contaminar el ambiente con el reciclaje de los neumáticos.

Érika Ullóa, de 32 años, quien reside desde hace 8 años en la colonia, también reforzó los costados de su casa con llantas, las cuales recolectó de los alrededores con ayuda de algunos vecinos.

Incluso Sonia dijo que en una ocasión le pagó a los niños de la colonia entre uno y dos pesos para que le juntaran las llantas que por lo regular se encuentran tiradas en los terrenos baldíos cercanos a la colonia.

Sin embargo, el problema de los residentes de la colonia Felipe Ángeles que recurren a llantas ante la falta de dinero para reforzar viviendas al borde de barrancos, no se resuelve tan fácil.

“Si las lluvias son muy fuertes los barrancos se deslavan con todo y llantas”, dijo Érika, quien ha tenido que reforzar varias veces el muro de contención porque, a pesar de la tierra y piedra con que rellenan los neumáticos, se ha ido abajo.

Tanto Sonia como Érika saben que con la recolección de llantas no sólo se beneficia su familia, pues protegen su patrimonio, también ayudan a mantener limpios los alrededores de la colonia y evitan la contaminación de la zona.

Claudia Medina, jefa del departamento de Inspección, vigilancia y asistencia técnica ambiental, dijo que en el transcurso del 2013 se recolectaron 413 mil 136 llantas, las cuales fueron canalizadas al centro de acopio para el desecho de llantas de Ciudad Juárez, ubicado en el relleno sanitario.

El objetivo de la recolección es “mitigar la contaminación y el daño ambiental generado por el desecho de llantas y buscar un rehúso. Actualmente Cementos de Chihuahua las reutiliza”, dijo.

¿Cómo te sientes tras leer esta noticia?
También te puede interesar
Comentarios
Los comentarios que en la sección de abajo se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un “click” en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado.
Consulte aquí el reglamento.